¿Por qué desechar los neumáticos usados?

¿Por qué desechar los neumáticos usados?

4 razones para no instalar neumáticos usados en tu coche

No, no deberías adquirir y montar neumáticos de segunda mano, y te explicamos porqué

Daniel Valdivielso
  Madrid | 20/06/2019

Seguro que te interesa

Neumáticos
Neumáticos | Centímetros Cúbicos

Los neumáticos son parte fundamental del conjunto de elementos que conforman el concepto de "seguridad" de nuestro coche. Al fin y al cabo, son los únicos elementos que sirven de unión entre el vehículo y la carretera. Por lo tanto, asegurarse de que contamos con el mejor agarre posible es siempre una buena decisión. Sin embargo, hace unos años surgió un nuevo modelo de negocio en torno a los neumáticos.

Se trata de los neumáticos de segunda mano, neumáticos usados cuya venta se ha incrementado sustancialmente en los últimos años, aupados especialmente en la época de la crisis económica de principios de década, donde la importación de neumáticos usados alcanzó cotas históricas. Los neumáticos usados siguen siendo populares hoy día, pero...¿por qué no deberías comprarlos?

Debido a su desgaste anterior, un neumático usado nunca va a durar lo mismo que un neumático nuevo, por lo que la primera razón es simple: pese a que no lo parezca, adquirir neumáticos usados es una operación que no renta económicamente, ya que pagas por unos neumáticos a punto de llegar al mínimo legal.

Rueda de coche desgastada | Wibbitz

La segunda razón tiene que ver precisamente con el desgaste: la mayoría de neumáticos usados tienen una profundidad de dibujo que apenas alcanza los 3 mm, que si bien es superior a los 1.7 mm de profundidad -el mínimo legal- ya está en el límite de seguridad en el que las autoridades y los fabricantes de neumáticos recomiendan su sustitución por unos nuevos.

La tercera razón hace referencia a su anterior uso. Al desconocer la procedencia de los neumáticos usados, no se puede asegurar que un neumático no haya sufrido esfuerzos extremos o golpes como bordillazos o pedrazos que hayan dañado su estructura interna, algo muy peligroso que puede desembocar en un reventón. Los neumáticos usados, además, pueden haber sido montado en vehículos no aptos para dichos neumáticos, deteriorando en exceso su composición y empeorando sus prestaciones.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.