Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

TECNOLOGÍA PUNTA EN LA DGT

Radares invisibles: así funcionan los radares que la DGT ya está utilizando para multar

La DGT utiliza todo tipo de sistemas de seguridad para prevenir las malas acciones al volante, detectando conductas sancionables con radares de última tecnología.

Publicidad

Desde hace ya muchas décadas, la Dirección General de Tráfico utiliza numerosas herramientas para intentar reducir en la medida de lo posible los riesgos de sufrir un accidente de tráfico en carretera. De ahí que, por ejemplo, lleve muchos años utilizando cámaras para controlar el estado del tráfico y detectar posibles accidentes o retenciones, y de ahí también que en las últimas décadas haya profundizado en la realización de todo tipo de test de consumo de alcohol y drogas.

Por supuesto, uno de los recursos más utilizados por la DGT es el de los radares, siendo también uno de los más conocidos por parte de los conductores. Los cinemómetros actuales son muy precisos y exactos, de manera que son capaces de detectar un exceso de velocidad en casi cualquier situación y a casi cualquier tipo de vehículo. Existen, además, numerosos tipos de radares que trabajan intentando detectar cualquier exceso de velocidad.

Así, seguro que muchos de vosotros conocéis los típicos radares fijos colocados dentro de una caja, así como los radares instalados en pórticos (sobre todo en vías rápidas como autovías y autopistas), existiendo también los radares ubicados en los helicópteros Pegasus. Sin embargo, los radares móviles son, posiblemente, los que más han evolucionado en todo este tiempo, de manera que los radares que utiliza actualmente la DGT se pueden calificar, sin temor a equivocarse, de "radares invisibles".

¿Cómo son los radares invisibles de la DGT?

Hablamos de los radares invisibles de la Dirección General de Tráfico, pero...¿a qué nos estamos refiriendo? Pues básicamente a los radares Veloláser de pequeñísimo tamaño que, efectivamente, resultan invisibles para el ojo del conductor dependiendo de dónde estén colocados. Son muchos los cuerpos de seguridad y control de tráfico que utilizan este tipo de radares, que se pueden ubicar, por ejemplo, en:

  • Guardarraíles
  • Puertas de automóviles
  • Interior de vehículos
  • Señales de tráfico

Los radares Veloláser son tan pequeños y compactos que una sola persona puede accionarlos sin ningún problema, contando además con capacidades inalámbricas que les permiten ser controlados a cierta distancia, de manera que ni siquiera es necesario que un agente de Tráfico esté junto al radar para tener que controlarlo. Capaces de detectar a los infractores circulando entre los 15 y los 50 metros, hasta dos carriles de su ubicación y circulando a velocidades comprendidas entre 30 km/h y 250 km/h, estos Veloláser están ya extendidos por toda la geografía española, asi que lo mejor que puedes hacer es no bajar la guardia y, sobre todo, no pisar demasiado el acelerador.

También te puede interesar: ¿Qué ciudad española es la que tendrá más radares en 2022?

Publicidad