Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CAMPAÑA EN LA CAPITAL DEL TURIA

Radares y drones para controlar la velocidad de los patinetes eléctricos en Valencia

El Ayuntamiento de Valencia y la Policía Municipal han puesto en marcha una campaña de vigilancia y concienciación

Publicidad

Valencia se ha marcado un objetivo claro en lo que a seguridad vial se refiere: reducir el número de accidentes protagonizados por los vehículos de movilidad personal. Para ello ha puesto en marcha una campaña de concienciación, pero también de vigilancia: distribuirán por las calles de la ciudad radares y drones para controlar a los patinetes eléctricos.

Explicaba Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana, que estos vehículos son elementos prácticamente nuevos: “En 2017 apenas había en la ciudad, pero en 2021 es un elemento habitual, normal y cotidiano en nuestras calles. Tenemos que adaptarnos y poner las medidas necesarias para evitar que haya una conflictividad vial como consecuencia de estas nuevas formas de movilidad”.

Patinete
Patinete | Unsplash

470 accidentes

En lo que va de año, se han registrado 470 incidentes protagonizados por los patinetes: es la misma cifra de 2020… cuando todavía queda algo más de un mes para que termine el año. Una cifra que, según datos municipales, no ha dejado de incrementarse: “Tomamos decisiones basándonos en criterios científicos que demuestran que el número de accidentes en los que están involucrados patinetes están creciendo día a día”.

Con el objetivo de frenar y reducir estos datos, el Ayuntamiento de Valencia y la Policía Municipal han puesto en marcha una campaña de vigilancia y concienciación para que los usuarios de estos vehículos respeten las normas de tráfico. Una campaña que incluye las multas habituales y nuevos controles gracias a la presencia de radares y drones.

Patinete eléctrico
Patinete eléctrico | SEAT

Radares y drones

La Policía Municipal de la capital del Turia repartirá sus radares de velocidad por diversas calles de la ciudad para controlar que los patinetes circulen, como máximo, a 20 km/h. A estos dispositivos se unirán los drones cuya misión pasa por identificar a los infractores ya que estos VMP carecen de matrículas y en caso de producirse un accidente, a veces, es difícil dar con los conductores.

Las sanciones de estas infracciones se unirán a las multas habituales: circular por la acera o sin casco, cruzar un paso de cebra indebidamente o llevar cascos conectados a algún dispositivo electrónico. Estos motivos son los que están detrás de la mayoría de las denuncias interpuestas siguiendo lo establecido en la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Valencia. Castigos que van desde los 60 hasta los 1.000 euros, en el caso de que los conductores de los patinetes sean reincidentes o circulen bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Publicidad