Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UNA DUDA RAZONABLE

¿Quién tiene prioridad, un peatón o un ciclista? Cada uno de los posibles casos

¿Quién tiene prioridad en cada uno de los posibles casos entre un peatón y un usuario de bicicleta?

Publicidad

Las ciudades están llenas de aceras, pero también de vías de circulación. Además, el uso de las bicicletas se ha multiplicado de manera exponencial en los últimos años, y pese a que cada vez es más habitual ver carriles bici repartidos por las ciudades con el fin de hacer más fáciles los desplazamientos de este colectivo, también es cierto que el uso masivo de las bicicletas puede llegar a suponer un problema de "convivencia" en determinados momentos.

Desde la Dirección General de Tráfico son conscientes de ello, y por eso han trabajado en los últimos meses en numerosas medidas con las que facilitar la circulación y el uso de las bicicletas, especialmente en las ciudades, mejorando además la seguridad en los desplazamientos. Sin embargo, aún existen muchos escenarios en los que la convivencia entre peatones y ciclistas es ciertamente complicada, por lo que la DGT ha decidido aclarar quién tiene preferencia y prioridad en según qué situaciones.

¿Quién tiene prioridad, el peatón o el ciclista?

¿Quién tiene prioridad de paso, la persona que está utilizando una bicicleta o la que simplemente está caminando? Bien, vamos a descubrirlo, ya que dependiendo de cada escenario en concreto las diferencias son notables:

  • Aceras: en esta situación no hay duda, y el peatón será siempre el que tenga prioridad. Por si fuera poco, cabe destacar que aquellos usuarios de bicicleta que quieran hacer uso de la bicicleta tendrán que hacerlo bajándose de ella y llevándola a su lado, a paso de persona, sin obstaculizar el paso a los peatones. Una de las situaciones más habituales es ver como un ciclista utiliza el paso de cebra para atravesar una calle montado en su bicicleta, cuando esto es, en realidad, una situación que está fuera de la norma.
  • Zonas de coexistencia bici-peatón: en este caso, el peatón sigue manteniendo la prioridad de paso con la diferencia de que los ciclistas pueden seguir avanzando a pedales aunque, eso sí, deben hacerlo a velocidad reducida y teniendo en cuenta que el peatón puede modificar su trayectoria en cualquier momento sin avisar.
  • Carril-bici: en este caso la prioridad, como no podía ser de otra manera, le corresponde al ciclista. De hecho, el peatón no debería ni siquiera invadir un carril bici momentáneamente. Sólo está permitido atravesar un carril bici utilizando los pasos de cebra que también se habilitan en el interior de estos carriles pensados para que los ciclistas puedan avanzar más rápido.

Publicidad