MANTENIMIENTO

¿Por qué en verano debes prestar más atención al filtro del aire?

No es lo mismo circular por la ciudad que por una zona de playa, de montaña o de campo: en cualquier caso, la vida útil del filtro se ve afectada

Publicidad

Atendiendo a los datos de la Dirección General de Tráfico, en lo que llevamos de año, los trayectos largos por carretera están por encima de los niveles registrados en 2019: una tendencia que continuará durante los meses de verano. Aunque el mantenimiento del coche debe ser constante durante todo el año, en esta época debemos poner más atención en algunos componentes: el filtro del aire es uno de ellos.

Los filtros del coche, en general, juegan un papel fundamental en su buen estado. Si centramos el foco en el del aire, lo más recomendable es aprovechar el cambio de estación para sustituirlo por uno nuevo. Si todavía le queda vida útil bastará con limpiarlo. Cualquiera de estas dos operaciones son de vital importancia porque su misión no es otra que limpiar el aire de admisión para, así, proteger el motor y sus componentes.

Instalar filtro para frenos
Instalar filtro para frenos | Pixabay

93 millones de desplazamientos

En esa sustitución o en esa limpieza tenemos que tener en cuenta los escenarios por los que nos hemos movido y nos vamos a mover con el coche: no es lo mismo circular por la ciudad que por una zona de playa, de montaña o de campo. ¿La razón? Las partículas contaminantes del aire, el polvo o la arena inciden de forma diferente en la vida útil del filtro.

Por esta razón, los expertos recomiendan comprobar su estado en verano: momento en el que se produce un incremento de los trayectos. No en vano, en 2022, la DGT espera que se produzcan 93 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera durante los meses de julio y agosto (un 2,4% que los movimientos reales del verano pasado) y un incremento significativo en las salidas de fin de semana y de los viajes cortos.

Filtro del coche
Filtro del coche | Centímetros Cúbicos

Cuatro pasos para limpiar el filtro

Antes de realizar cualquiera de estos trayectos, deberás, por lo tanto, revisar el filtro para verificar que sus fibras no están sucias. Un consejo que puedes aplicar antes de salir y antes de regresar de tu descanso vacacional. ¿Cómo? Siguiendo estos pasos.

1. Retira el filtro

Esta pequeña operación de mantenimiento se debe hacer con el coche apagado y en un lugar donde no haya corrientes de viento. Una vez en posición, llega el momento de buscar el filtro: suele estar en una caja negra de tamaño semejante al de la batería, pero si no das con ello el libro del coche resolverá tus dudas. Quita los tornillos, las pestañas o las grapas y retira el filtro.

Filtro antipolen
Filtro antipolen | Centímetros Cúbicos

2. Limpia la caja

Antes de limpiar el filtro, haz lo propio con su caja contenedora. No uses agua: aplica un paño húmedo o utiliza un aspirador. Vuelve a colocar la tapa, sin cerrarla, mientras pones a punto el filtro.

3. Limpia el filtro

Lo primero que tenemos que hacer es sacudir el filtro para que salga la mayor parte de la suciedad. Si esto no es suficiente, puedes aplicar aire a presión manteniendo, siempre, una distancia mínima de un metro.

4. Coloca, de nuevo, el filtro

Tras estos pasos, llega el momento de colocar el filtro en su posición original, cerrar la tapa… y ponerse en marcha.

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad