Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

INFLUYE EN EL RESULTADO

Por qué tienes que saber qué es el Sistema OBD antes de pasar la ITV

Sirve para detectar excesos de contaminación y defectos en los sistemas de seguridad obligatorios del coche

Sin ITV

La Sexta Sin ITV

Publicidad

Hablar del On Board Diagnostics (OBD) no es ninguna novedad puesto que hace (muchos) años que los coches que circulan por las carreteras están equipados con ellos. Antes su uso se reducía a los talleres donde eran empleados para detectar aquellos fallos imperceptibles a simple vista. Ahora se ha hecho extensible a las Inspecciones Técnicas de los Vehículos (ITV): te explicamos por qué debes saber qué es y cómo funciona antes de pasar por una de sus estaciones.

Empecemos por el principio: ¿qué es el OBD? Se trata de la centralita electrónica interna del coche que tiene como misión registrar los datos de su funcionamiento y la que se accede por un puerto semejante a los que usamos para conectar los USB al ordenador, pero de mayor tamaño.

Desde hace tres años (2018) este sistema amplió su lista de funciones con el diagnóstico de excesos de contaminación y la identificación de manipulaciones o fraudes en los sistemas que reducen los niveles de emisiones. En 2020 añadieron a esos objetivos la monitorización del estado de algunos dispositivos de seguridad obligatorios de los vehículos: ABS, sistema electrónico de estabilidad (ESC), sistemas de retención, luces, software y otros errores. En el futuro llegarán las inspecciones específicas para los coches eléctricos (homologación, baterías, motores y otros componentes).

Consultar fecha de la ITV
Consultar fecha de la ITV | Centímetros cúbicos

¿Es para todos los coches?

Todo esto tiene su aplicación práctica en la ITV: si el OBD reconoce algún error el resultado puede ser desfavorable o negativa. Y lo cierto es que el sistema es eficiente: alrededor de un 10% de modelos que han sido inspeccionados con él tenían algún defecto que los técnicos no podían detectar sin él. No en vano, el primer año que llegó a las estaciones consiguió identificar incidencias en 180.000 vehículos más allá de las relacionadas con una contaminación excesiva: el 5% fueron graves.

Eso sí, puede que no tengas nada que temer en tu próxima inspección técnica porque el control de la centralita OBD no se lleva a cabo en todos los modelos. Según lo estipulado en la centralita sólo tienen que pasar esta inspección los incluidos en las categorías M y N. Es ahí donde nos encontramos con los turismos o las furgonetas homologados bajo las normas Euro 5 y Euro 6 de emisiones, es decir, todos los vehículos matriculados a partir de 2011. En el caso de los camiones afectaría a aquellas unidades comercializadas a partir de 2014 porque son las que cumplen la Euro VI.

Publicidad