Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

ADMITIDO UN RECURSO

¿Qué son los radares cinturón y por qué están siendo (tan) polémicos ahora?

La Justicia asegura que los radares encargados de controlar el uso del cinturón no han sido revisados ni calibrados

Publicidad

El cinturón es un elemento de seguridad pasiva básico para la seguridad vial… y obligatorio. Ignorar su uso está calificado como una infracción grave y castigado con una multa de 200 euros. A pesar de ello, son muchos los conductores que circulan sin él: razón por la que la Dirección General de Tráfico ha extremado su vigilancia a través de campañas específicas y cámaras diseñadas para identificar su ausencia. ¿Qué son los radares cinturón y por qué están siendo (tan) cuestionados ahora? VER VÍDEO DE ARRIBA

Hace tres años, en 2017, la Dirección General de Tráfico reforzó la vigilancia de esta infracción instalando 225 cámaras cuyo cometido no era otro que detectar a todos los conductores que circulaban sin el cinturón de seguridad. Fue su misión la encargada de bautizarlos como radares cinturón o ‘foto-cinto’.

Radares de cinturón
Radares de cinturón | DGT

Tras una fase de pruebas entraron en acción, pero las multas sólo se hacían efectivas cuando se apreciaba claramente que el conductor no llevaba el cinturón o lo llevaba puesto sin abrochar. En España toda sanción debe de ir acompañada de una prueba gráfica, tal y como se estipula en el Artículo 87.2 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. Por lo tanto, cuando la persona llevaba alguna prenda oscura que impedía distinguir si llevaba el cinturón o no, no era posible castigar la infracción.

Control metrológico

A esto hay que añadir la última actuación de la Justicia. El Juzgado Número 3 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha admitido un recurso presentado contra una denuncia por no usar el cinturón de seguridad alegando falta de pruebas porque estos radares no están sometidos al pertinente control metrológico.

Se trata de la revisión y calibración de un cinemómetro para asegurar que su funcionamiento es correcto. Es un procedimiento regulado que establece una serie de mediciones para aplicar los márgenes de error necesarios para que las sanciones sean justas. Si los radares cinturón no han sido sometidos a este control, las fotografías que toman para identificar a los infractores no serían válidas y, como hemos visto antes, no se les puede sancionar porque no hay pruebas.

Publicidad