LOS NEUMÁTICOS, PARTE BÁSICA DE NUESTRA SEGURIDAD

¿Qué significan los diferentes tipos de desgaste de los neumáticos?

Buena parte de nuestra integridad y seguridad en carretera está en manos de los neumáticos que calce nuestro coche.

Publicidad

En los últimos años la cantidad de tecnología aplicada al sector de la automoción ha crecido de manera exponencial: cada vez más, nuestros coches son auténticos ordenadores capaces de analizar incluso su entorno, aplicando soluciones de todo tipo para dar respuesta a casi cualquier situación que surja en la vida real. En términos de seguridad, cualquier coche nuevo actual está a años luz de lo que se ofrecía en la industria del automóvil hace apenas un puñado de años.

Sin embargo, pese a que la industria del automóvil ha avanzado de manera evidente y el nivel de seguridad que ofrece un coche nuevo es mucho mayor, la realidad es que ese coche, por muy nuevo que sea y por muchos sistemas de seguridad que equipe, sigue confiando en un único elemento para "comunicarse" con el suelo: los neumáticos. Por eso, los neumáticos tienen de por si una importancia que en muchas ocasiones despreciamos. En cualquier caso, merece la pena saber lo que "nos dice" el neumático, su evolución con el paso de los kilómetros, ya que pueden darnos pistas acerca del estado de salud tanto de los propios neumáticos como también del coche que los calza.

¿Qué significan los diferentes desgastes de un neumático?

  • Desgaste en los flancos (extremos): si notas que el neumático está desgastándose más por los exteriores de la banda de rodadura, todo apunta a que has rodado demasiado tiempo con las presiones del neumático demasiado bajas, lo que ha provocado que el peso del vehículo haga mella en los flancos del neumático.
  • Desgaste en un sólo flanco: si por el contrario, en lugar de desgastarse de manera equilibrada en ambos flancos (lo que denotaría una falta de presión de inflado continuada) lo que le sucede al neumático es que presenta desgaste por un sólo extremo, bien sea el interior o bien sea el flanco exterior, significa que la alineación de la suspensión-dirección no es la adecuada, de forma que la "pisada" del neumático no es la adecuada ya que no está utilizando toda la banda de rodadura para tomar contacto con el suelo.
  • Desgaste en la parte central: si el neumático muestra un desgaste más acusado en la parte central de la banda de rodadura significa que existe un problema de sobrepresión, de forma que se ha utilizado con una presión de inflado demasiado elevada.

En cualquier caso, lo ideal sería que la banda de rodadura se desgaste de manera equilibrada e igual, pero la realidad es que los diferentes ajustes en la "pisada" de los coches hace que no siempre sea así. Un punto clave es controlar también la profundidad del dibujo, de forma que cuando esté por debajo de 3 mm empecemos a pensar en cambiarlos y nunca dejar que la profundidad del dibujo sea inferior a los 1.7 mm que marca la ley como límite.

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad