Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

TÉCNICAS DE SEGURIDAD AL VOLANTE

¿Qué es la disciplina de carril y por qué la DGT quiere que la apliques?

La seguridad vial es una cuestión de todos, por lo que la DGT ha decidido recordar porqué es tan importante que se aplique la llamada 'disciplina de carril'.

Publicidad

La seguridad vial es una cuestión de estado: cada año cientos de personas pierden la vida en las carreteras, de ahí que las autoridades se esfuercen en ofrecer soluciones y legislar para que el número de víctimas en accidentes de tráfico sea cada año un poco menor que el anterior, con la vista puesta en un objetivo claro: que nadie pierda la vida a consecuencia de un accidente de tráfico. Para ello, por supuesto, es necesario que todos los agentes implicados (incluyendo los conductores) pongan de su parte.

La Dirección General de Tráfico es consciente de que las vías rápidas son, a la vez, las más seguras a la hora de circular por carretera. Y es que las autopistas y autovías son el escenario de únicamente el 30% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales, una cifra muy alejada de la cantidad de fallecidos que se producen en las carreteras convencionales de doble sentido. ¿Cuál es la clave que nos recuerda la DGT en sus últimas publicaciones en sus redes sociales? En este caso, la disciplina de carril.

¿Qué es la disciplina de carril?

Bien, vale, disciplina de carril. ¿Qué es eso? ¿Qué nos quiere decir la Dirección General de Tráfico cuando afirma que "practiquemos la Disciplina de Carril"? Para la DGT la 'disciplina de carril' es el uso adecuado de los carriles en función del tipo de vía y situación, permitiendo así una conducción y una circulación más fluida y más segura ya no sólo para nosotros, sino para el resto de usuarios de la carretera. Recibido, ya sabemos lo que es la disciplina de carril, pero...¿cómo la ponemos en práctica?

Muy sencillo: la aplicación de la 'disciplina de carril' hace referencia a saber cuándo debemos mantenernos en el carril por el que estamos circulando, lo que se conoce como 'conducción encarrilada', de la que ya hemos hablado en alguna que otra ocasión. Seguro que conoces a algún conductor que se altera cuando empiezan las retenciones o cuando el tráfico es más denso de lo normal, y comienza a zigzaguear y a ir de un lado para otro, cambiándose de carril de manera constante en una frenética búsqueda del hueco perfecto para seguir avanzando lo más rápido posible.

Es precisamente esto lo que la DGT nos invita a evitar, y nos anima a hacerlo recordándonos que, en la práctica, la manera más rápida de avanzar en un embotellamiento es quedarnos en el carril por el que estamos circulando, ya que evita situaciones de acelerones y frenazos repentinos, permitiendo así una circulación mucho más fluida.

También te puede interesar: Conducción encarrilada: el método de la DGT para evitar riesgos por culpa del carril central

Publicidad