La DGT es un ente enorme que guarda millones de datos de millones de conductores que, a su vez, utilizan millones de vehículos que a su vez se encuentran registrados en los ficheros de la administración pública. Sin embargo, en ocasiones la DGT necesita de nuestra colaboración para que todo siga funcionando como debería.

Es el caso de las mudanzas: cuando un ciudadano, un conductor, cambia de domicilio, debe notificarlo a la DGT a la mayor brevedad. Esto parece un hecho lógico que, en la práctica, no siempre se lleva a cabo, lo que supone un contratiempo importante para la DGT sobre todo para establecer comunicación con el conductor si así fuese necesario. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: Las nuevas tasas que tendrás que pagar en la DGT en 2020

2020 ya está aquí, y como cada año, numerosos precios, tasas e índices se adaptan a la llegada de un nuevo año, y lo hacen generalmente con subidas que, dependiendo del concepto, pueden ser mayores o menores. La DGT no es una excepción, y con la llegada de 2020 ha actualizado todas las tasas que los ciudadanos debemos abonar para acceder a alguno de sus servicios, que no son pocos.

El pago de las tasas de la DGT es cada vez más cómodo, permitiéndonos ahorrar mucho tiempo al pagarlas antes de acudir a cualquier edificio de la DGT: es un proceso que podemos realizar desde casa, con nuestro ordenador o incluso nuestro smartphone. Sólo necesitaremos una tarjeta bancaria, así como un sistema de identificación, que puede ser un certificado digital o un perfil en el sistema Cl@ve.