Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UNA ALTERNATIVA MADE IN SPAIN

¿Qué es el biopropano y por qué puede salvar a los motores convencionales?

Cada vez es más frecuente encontrarse propuestas de biocombustibles. La última, el biopropano, permite reducir las emisiones hasta un 80%

Publicidad

La movilidad personal está viviendo momentos de cambio, momentos en los que todo se modifica de manera radical de la noche a la mañana. La electrificación es un buen ejemplo de ello: si hace apenas unos años los coches eléctricos eran apenas un puñado de "extraños" no tenía que pasar por la gasolinera para poder seguir circulando, en la actualidad se venden más vehículos con motores electrificados (híbridos enchufables + eléctricos) que vehículos con motores diésel.

Los combustibles fósiles parecen haber encontrado el final de su camino, al menos tal y como los conocemos, pero la realidad es que son muchas las instituciones que se siguen afanando en encontrar alternativas válidas para el usuario de a pie. Una de las últimas propuestas que hemos conocido es un nuevo combustible bautizado como 'biopropano', diseñado para satisfacer las demandas de gas propano pero con un impacto medioambiental mucho más reducido.

¿Qué es el biopropano?

Según la compañía española BeGas, pionera en el desarrollo de motores ecológicos 100% autogás o biopropano, el biopropano es, como todos sospechábamos, un gas combustible que eso sí cuenta con un origen diferente al del gas propano tradicional. Así, el biopropano está fabricado a partir de una mezcla de residuos de la industria alimentaria y aceites vegetales, resultando químicamente idéntico al gas propano convencional que se extrae del petróleo. Gracias a esta característica, la generación del biopropano supone la emisión de hasta un 80% menos de gases contaminantes a la atmósfera. De hecho, este biopropano es el único gas propano que cumple con la Directiva Europea de Energía Renovable (RED).

¿Puede ayudar este nuevo gas a mejorar el proceso de 'descarbonización' del tráfico rodado? Si tenemos en cuenta la disminución en las emisiones contaminantes generadas en la producción de este combustible, parece evidente que se trata de una mejora sustancial en el impacto medioambiental. Según la compañía, el escenario ideal sería el de la transformación de viejos motores diésel en motores aptos para la combustión de gas propano, aunque de cualquier manera sigue resultando un factor emisor de gases, ya que en el uso de este gas se emite CO2.

También te puede interesar: Combustible a partir de agua y aire, ¿la salvación de los coches de combustión?

Publicidad