Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Potencia y tracción a raudales frente a una de las motos más potentes y ligeras

¿Qué acelera más rápido, el BMW más potente del mercado o una Ducati con 214 CV?

La berlina de superlujo alemana, con 610 CV, se enfrenta a una de las motos más salvajes a la venta.

¿Qué acelera más rápido, el BMW más potente del mercado o una Ducati con 214 CV?

¿Qué acelera más rápido, el BMW más potente del mercado o una Ducati con 214 CV? Agencias

Publicidad

¿Qué acelera más rápido? ¿El BMW más potente actualmente a la venta o la Ducati más salvaje? ¿Un coche de 610 CV y tracción total o una moto con más de 200 caballos? La pregunta podría tener varias respuestas dependiendo de si medimos un 0 a 100 km/h, un 0-200 km/h o una carrera de 0 a 1000 metros. La razón para enfrentar a dos vehículos tan distintas no es otra que la del mero entretenimiento: ¿por qué enfrentar si no a una pesada berlina, de las más caras y lujosas del mercado, a una de las motos más radicales del mercado?

Como decíamos, el fundamento de todo esto radica en el entretenimiento, no es una comparativa con mucha lógica a priori, pero a nadie que le guste este mundo le puede desagradar ver en acción un V12 biturbo de 6,6 litros, 610 CV de potencia y 800 Nm de par con la firma de M Performance. Este propulsor, uno de los más grandes del mercado actualmente, convierte al M760Li xDrive en el BMW más potente a la venta hoy en día, y junto a la tracción total es capaz de impulsar a una mole de más dos toneladas de 0 a 100 km/h en poco más de tres segundos. ¿Será suficiente todo este despliegue para batir en línea recta a una Ducati con la mirada puesta en los circuitos?

La rival del BMW en esta carrera de aceleración es la Ducati Panigale V4, una de las motos más bestias que puedes comprar. Con 214 caballos y un peso de sólo 175 kilos, esta máquina italiana está homologada para la calle pero tiene la mirada puesta en las pistas. De hecho, la Panigale V4 es la primera moto de Ducati producida en serie con un motor 4 cilindros, un propulsor que deriva directamente de la Ducati Desmosedici de MotoGP. Una potencia desmesurada para enviarla a una sola rueda, con un peso doce veces inferior al del M760Li... ¿Quién será más rápido?

 

El resultado es claro: aunque la tracción en las cuatro ruedas permite al BMW salir más rápido, la ventaja le dura más bien poco. La Ducati, que también dispone de Launch Control y consigue un 0 a 96 km/h en 3,2 segundos, pronto le supera y continúa acelerando con rabia hasta prácticamente los 300 km/h. En el trascurso levanta la rueda delantera varias veces, ¡incluso a 200 km/h!, para acabar marcando un tiempo de 10,1 segundos en el cuarto de milla.

Publicidad