Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EN AUTOVÍAS Y AUTOPISTAS

'Puertas antiatascos': la DGT desvela uno de sus trucos para evitar atascos

Son pasos especiales que tienen algunas medianas con los que es posible ganar un carril adicional, circular en sentido contrario.

Publicidad

Ni son puertas en el más estricto sentido de la palabra ni accesos ‘mágicos’ a vías en las que no existen congestiones de tráfico. Se trata de la denominación que Tráfico emplea para referirse a los pasos especiales que tienen algunas medianas con los que es posible ganar un carril adicional, circular en sentido contrario… Las 'puertas antiatasco' son, en definitiva, uno de los trucos de la DGT para aliviar el tráfico de las carreteras españolas.

La definición técnica que emplea la Dirección General de Tráfico para hablar de ellas es la siguiente: “Interrupción de la separación física entre los dos sentidos de circulación de una carretera de calzadas separadas que facilita la comunicación entre ambas en casos singulares y de emergencia”.

Puerta antiatasco
Puerta antiatasco | DGT

Son, por lo tanto, pasos de barrera (o ‘transfer’) ubicados en las medianas que se pueden activar en todo tipo de vías con el objetivo de evitar retenciones y dar tanto continuidad como fluidez a la circulación. A esto hay que añadir que los distintos sistemas pueden ser móviles o desmontables.

¿Dónde están las 'puertas antiatasco'?

No obstante, las 'puertas antiatasco' de la DGT no pueden situarse en cualquier parte. Estas son las condiciones que se deben cumplir para su ubicación en la red viaria:

  • Autopistas y autovías: tienen que proyectarse a intervalos aproximados de dos kilómetros. DE la misma forma hay que proceder en las carreteras multicarril donde no hay conexión entre las calzadas.
  • Túneles: cuando tienen más de 500 metros de longitud deben disponerse a 200 metros de los extremos, aproximadamente.

Una autovía con atasco
Una autovía con atasco | DGT

¿Cuándo se pueden usar las 'puertas antiatasco'?

La DGT explica que las 'puertas antiatasco' son especialmente útiles cuando es necesario ganar un carril adicional en el sentido contrario en momentos de mucha congestión: operaciones entrada y salida, fines de semana, accesos a las grandes ciudades, horas punta… Son básicos cuando las condiciones climatológicas son adversas ya que facilitan el recorrido de los vehículos de mantenimiento y de las máquinas quitanieves.

Resultan fundamentales, al mismo tiempo, cuando tiene lugar un accidente porque permiten que los vehículos de emergencia, las ambulancias y los bomberos puedan dibujar un cambio de sentido más fácilmente para atender a los implicados. A esto hay que añadir el acceso de las grúas para poder retirar los vehículos accidentados o los que cortan la circulación.

Publicidad