Nuestro coche suele ser, en la mayoría de los casos, un fiel reflejo de nuestra personalidad, sobre todo si somos amantes del automóvil. Para muchos algo más que un coche, tratamos de cuidarlo y mantenerlo lo mejor que podemos. Entre esos cuidados se encuentra la personalización, hacer de nuestro coche un objeto único, algo que se puede conseguir de muchas maneras.

Sin embargo, no todas son legales, o, al menos, no lo son de primeras. Uno de los métodos de personalización de vehículos más popular es añadir pegatinas, stickers y vinilos a la carrocería, en una forma de hacer de nuestro coche una extensión de nuestra actitud. Es habitual, no obstante, que algunos conductores se pregunten si colocar determinadas pegatinas o vinilos puede hacer que nos sancionen. VER VÍDEO.