Centímetros Cúbicos » Noticias

¿Y un intercomunicador Bluetooth?

¿Puedo llevar auriculares en bici o patinete?

Muchos ciclistas y usuarios de patinete llevan auriculares o cascos para escuchar música o hablar por teléfono. ¿Está permitido? Esto es lo que dice el Reglamento General de Circulación al respecto.

Publicidad

Ni auriculares, ni cascos, ni cualquier otro medio o sistema de comunicación conectado a aparatos receptores o reproductores de sonido. El Artículo 18 del Reglamento General de Circulación prohíbe tajantemente su uso cuando se conduce un vehículo y eso incluye a las bicicletas y los patinetes. Incumplir esta norma está considerado una falta grave y conlleva una multa de 200 euros, pero el mismo Artículo 18 que prohíbe el uso de estos dispositivos también contempla excepciones para utilizarlos, ¿sabes cuáles son?

La primera excepción tiene que ver con las autoescuelas. La ley permite utilizar auriculares y dispositivos de intercomunicación “durante la correspondiente enseñanza y realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas”. Es decir, tanto en las clases prácticas para sacarte el carnet de moto, como en el examen, puedes llevar auriculares para que el profesor se comunique contigo.

Otra excepción es la que se aplica a los agentes de la autoridad “en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas”. Más allá de las autoescuelas y las autoridades, nadie puede llevar auriculares o cascos mientras conduce, monta en bici o lleva un patinete. La Ley los prohíbe porque los considera “incompatibles con la obligatoria atención permanente a la conducción”, pero, ¿es verdad que distraen?

Muchos ciclistas llevan auriculares, cada vez más, por no hablar de los usuarios de patinetes, y lo cierto es que algunos auriculares y cascos tienen la capacidad de aislar al usuario de todo lo que sucede alrededor, sobre todo los que tienen cancelación de ruido, lo cual puede ser positivo en un vagón de tren lleno de gente, pero también muy negativo –y a todas luces desaconsejable– cuando se trata de circular entre otros vehículos por la ciudad o una carretera. Sucede lo mismo con los intercomunicadores, si bien en este caso estamos hablando de un dispositivo similar a un manos libres de coche, por lo que su prohibición es de lo más polémica para el colectivo motero, ya que pueden utilizarse en un solo oído y no aíslan del exterior.

Esto último también puede aplicarse a los auriculares de conducción ósea que se han puesto de moda entre los ciclistas. Puede que nunca hayas escuchado hablar de ellos, pero están desarrollados para no cancelar el sonido ambiental, es decir, dejan oír todo lo que sucede alrededor, así que funcionan de manera similar a un altavoz. Es probable que, de cara al futuro, Tráfico regule el uso de estos auriculares de transmisión ósea y sea la única manera legal de escuchar música/hablar por teléfono montando en bici o patinete, pero, de momento, están prohibidos como el resto.

Publicidad