Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UNA DUDA MUY REPETIDA

¿Puedo conseguir la etiqueta ambiental para mi coche aunque actualmente no la tenga?

La etiqueta ambiental se ha convertido ya en un argumento más de ventas para muchos fabricantes en nuestro país

Publicidad

El acceso a las grandes ciudades para los vehículos más antiguos y potencialmente más contaminantes resulta cada vez más difícil. Las autoridades cada vez apoyan más el hecho de restringir la circulación a los vehículos más contaminantes, y para ello utilizan herramientas como los distintivos ambientales, las conocidas como "etiquetas de la DGT", que mediante una clasificación de cuatro categorías diferentes organizan el parque móvil español.

En la actualidad existen cuatro pegatinas ambientales diferentes, a las que hay que sumar una quinta clasificación reservada a los vehículos más antiguos y contaminantes. Hablamos de la categoría "A", que precisamente se distingue del resto de las etiquetas por la sencilla razón de que no tienen un distintivo físico como tal. Además de la mencionada categoría A, existen en la actualidad:

  • Categoría B: vehículos de gasolina Euro 3 y diésel Euro 4 y Euro 5.
  • Categoría C: vehículos gasolina Euro 4, Euro 5 y Euro 6, así como diésel Euro 6.
  • Categoría ECO: vehículos equipados con un motor de gasolina a partir de Euro 4 o diésel Euro 6 + un sistema eléctrico con menos de 40 km de autonomía o un sistema bifuel de alimentación por GLP o GNC
  • Categoría CERO: vehículos equipados con un motor de gasolina a partir de Euro 4 o diésel Euro 6 + un sistema eléctrico con al menos 40 km de autonomía, sistema de pila de combustible o sistema de propulsión 100% eléctrico

Muchos conductores, con la llegada masiva de los distintivos ambientales, se habrán dado cuenta de que sus vehículos no cumplen con los requisitos por poco, resignándose en muchos casos a cambiarse de coche. Sin embargo, puede que no esté todo perdido: puede ser posible conseguir la etiqueta ambiental.

¿Puedo conseguir la etiqueta para mi coche si éste no la tiene?

Si crees que tu coche tiene derecho a etiqueta, lo primero que debes hacer es consultar la normativa de emisiones de tu coche. Si dicha información no aparece en la tarjeta de inspección técnica o en el permiso de circulación, puedes ponerte en contacto con el fabricante de tu vehículo, que te facilitará dicha información. Si has confirmado que tienes derecho a etiqueta, deberás solicitar lo que se conoce como Certificado de Conformidad.

Tras tener este documento en tu poder, sólo te quedará acudir a una estación de ITV, sin que necesariamente coincida con la fecha de inspección técnica de tu coche, para que los ingenieros de la estación modifiquen dicha información en la ficha técnica de tu coche. Con la nueva información ya actualizada, tienes vía libre para solicitar tu nueva etiqueta ambiental.

Te puede interesar: La reforma de la DGT que afectará a las etiquetas B y C, lista para comenzar a aplicarse

Publicidad