Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

LOS PRECIOS DE LOS CARBURANTES SIGUEN SUBIENDO

¿Puedo almacenar gasolina o diésel en mi casa?

Muchos conductores asisten, impotentes, a la subida constante del precio de los carburantes que se utilizan para movilizar sus vehículos

Publicidad

El precio de los combustibles sigue imparable: semana tras semana, casi día tras día, siguen rompiendo techo y pulverizando máximos históricos en una tendencia que parece que no se va a detener en un futuro cercano. Con decenas de estaciones de servicio ofreciendo combustibles ya por encima de los 2€/litro, cada vez son más los conductores que tienen que dejar aparcado su vehículo o, al menos, reducir su uso para que el presupuesto mensual no se dispare.

La velocidad a la que oscila el precio de los carburantes, impulsados por la subida en la cotización de materias primas como el petróleo que, a su vez, se ha visto claramente influido por los acontecimientos de Rusia y Ucrania, es tanta que muchos conductores que repostan un lunes lo hacen a precios sensiblemente inferiores que los conductores que lo hacen, por ejemplo, un miércoles o un jueves. Esto supone diferencias de precio muy importantes.

¿Puedo almacenar combustibles en mi casa?

Seguro que más de un conductor se ha hecho esa pregunta: ¿puedo almacenar combustible en mi casa hasta que el "temporal" amaine y así ahorrarme unos cuantos euros cada vez que reposte? Bien, esta pregunta, lógica por otra parte, debe dividirse en dos partes:

  • ¿Cómo puedo almacenar y transportar el combustible?: el combustible, ya sea diésel o gasóleo, sólo puede obtenerse y transportarse utilizando garrafas o bidones homologados para ello. Están a la venta en numerosos lugares, así como en estaciones de servicio o tiendas online. No se puede transportar de otra manera, ya que estaremos poniéndonos en peligro y cometiendo una infracción por la que podemos ser sancionados.
  • ¿Puedo almacenar combustible en mi casa?: la ley es clara al respecto y no permite almacenar grandes cantidades de combustible en nuestro domicilio a no ser que se haga utilizando depósitos especialmente diseñados e instalados para ello. Eso significa que, por ejemplo, no puedes llevarte a casa 100 litros de diésel o gasolina en garrafas. Para almacenar combustible necesitas depósitos especiales que, en el caso del gasóleo, deberán contar con un permiso de instalación cuando superen los 250 litros independientemente del lugar de instalación. En el caso de la gasolina, es obligatorio contar con una memoria resumida y un croquis cuando la capacidad sea superior a 50 litros si queremos instalarlo en el interior o de 100 litros en caso de instalarlo en el exterior de la vivienda cuando eso sea posible.

Te puede interesar: Cómo encontrar surtidores baratos de gasolina y diésel en plena subida de precios

Publicidad