Perder la documentación de nuestro coche es uno de los despistes más habituales en nuestro día a día. También, lo es perder nuestro carné de conducir, un documento muy valioso que deberemos reponer inmediatamente si no queremos exponernos a rodar con nuestro vehículo de forma ilegal.

Para reponer nuestro permiso de conducir debemos acercarnos a una jefatura de Tráfico, algo que cambia a partir de ahora, ya que gracias a la Sede Electrónica de la DGT éste trámite se suma a otros ya disponibles a través de la web, de forma que podemos realizar la gestión a través de nuestro ordenador, sin salir ni siquiera de casa, donde recibiremos nuestro permiso en unos cuantos días. VER VÍDEO.

Te puede interesar: La DGT quiere que la Guardia Civil examine del carné de conducir

Para obtener el permiso de conducir se necesitan superar dos exámenes de conducir: primero una prueba teórica que se realiza a través de un examen tipo test, y posteriormente una prueba de conducción práctica, en la que un examinador cualificado evalúa nuestros conocimientos y aptitudes al volante. Es precisamente en esta segunda prueba donde la DGT se está encontrando un grave problema.

Y es que hay más demanda que examinadores, de forma que existe un gran "atasco" de exámenes de conducir que hace que más de 300.000 alumnos se encuentren en lista de espera para realizar la prueba, una acumulación derivada de casi dos años de conflicto laboral entre los examinadores de tráfico y las administraciones competentes.

Por eso, la DGT ha elaborado un plan de choque en el que se recoge una medida muy llamativa: los guardias civiles de Tráfico que pasen a la reserva podrán ejercer de examinadores del carné a partir de 2020.