Puede que en alguna ocasión mientras te desplazas por carretera, o te vas de viaje hayas pensado repostaré luego... Y no llegas o no encuentras gasolinera a tiempo, no tienes posibilidad de ello y se agota el combustible. El vehículo se para en seco, te toca ir a por combustible a la estación más cercana.

Cuando el depósito del coche se vacía, el motor comienza a fallar y produce fallos también en la asistencia a la dirección y a los frenos. El coche funciona por inercia y no genera potencia para poder acercarse hasta el arcén y detenerse en un lugar donde no se moleste al resto de usuarios de la vía. Este hecho puede suponer una infracción. VER VÍDEO.