Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Centímetros Cúbicos

Prueba y primer contacto con el Lexus IS 300h, la mejor alternativa al premium diésel

Prueba y primer contacto con el Lexus IS 300h, la mejor alternativa al premium diésel

lexus-is-300h-2017-prueba-10.jpg

Centímetros Cúbicos lexus-is-300h-2017-prueba-10

Publicidad

El Lexus IS es, sin lugar a dudas, uno de los grandes logros de Lexus. Un producto con más de un millón de unidades vendidas a lo largo de 17 años de historia que ahora ha sido revisado para seguir plantando cara a sus rivales, como buen sedán de lujo y tamaño medio. Un modelo que además ha conseguido plantear la alternativa más sólida y recomendable al diésel premium, gracias a su tecnología híbrida. Y un Lexus IS que sigue tan joven como cuando recibió su relevo generacional hace poco más de tres años.

Tan joven que probablemente no necesitase actualizarse demasiado más allá de recibir un poco de maquillaje. Pero como veremos a continuación el renovado Lexus IS ya ha llegado a los concesionarios españoles, y lo hemos probado, para demostrarnos que su actualización va más allá de los retoques cosméticos. Insistíamos en que, con algo más de tres años a sus espaldas, el Lexus IS sigue conservando una imagen moderna y atrevida. Es probable que sea uno de los modelos de su categoría que mejor está envejeciendo animado, sobre todo, por el hecho de que su imagen y su característico frontal, se haya ido extendiendo por el resto de la gama Lexus en estos años.

Con una base tan buena como esta, en Lexus han preferido no modificar su esencia y apostar por cambios muy puntuales, y nos atreveríamos a decir que discretos. El Lexus IS estrena nuevos faros, con tecnología full LED. Sus defensas también se han perfeccionado y su característica parrilla de doble bumerán ha aumentado su altura y ha estilizado su silueta, junto con un nuevo capó. Esos cambios han tenido como consecuencia que su longitud aumente en 15 milímetros.

lexus-is-300h-2017-prueba-11.jpg
lexus-is-300h-2017-prueba-11 | Centímetros Cúbicos

También hay novedades en el diseño de la zaga, nuevas defensas y nuevos pilotos traseros. El Lexus IS estrena nuevos juegos de llantas, en 16, 17 y 18 pulgadas. Se estrenan dos nuevos acabados de pintura, Negro Graphite y Azul Océano. A bordo tampoco nos encontramos con cambios demasiado estridentes. El interior del Lexus IS sigue diferenciándose por un diseño sobrio y tradicional, con una gran consola central que limita la sensación de espacio en las plazas delanteras, y que además de servirnos para reposar el brazo sigue conservando una interfaz para acceder al sistema de entretenimiento.

Su sistema de entretenimiento, por cierto, se ha ganado una pantalla de mayor tamaño y mejor integrada sobre el salpicadero, que pasa de 7 a 10,3 pulgadas. Los menús del sistema de entretenimiento siguen siendo mejorables, y su estética a día de hoy probablemente haya quedado un tanto anticuada, así como el control que ofrece su interfaz en la consola central podría mejorar mucho en precisión y facilidad de control. Lexus también ha mejorado ciertos acabados, estrenando nuevas inserciones de madera con un detallado que se consigue con técnicas que emplean láser, y que directamente han sido introducidas por los artesanos de Yamaha, que ya las empleaban en sus instrumentos.

También se han mejorado los equipos de sonido, con un Pioneer de 10 altavoces y como tope de gama un Mark Levinson de 15 altavoces y sonido envolvente. Para los más inconformistas, seguirá existiendo una versión F-Sport con estética más agresiva, aerodinámica perfeccionada, llantas de 18 pulgadas, instrumentación con velocímetro central, al más puro estilo Lexus LFA, y suspensión adaptativa.

lexus-is-300h-2017-prueba-06.jpg
lexus-is-300h-2017-prueba-06 | Centímetros Cúbicos

Incluso en sus versiones F-Sport no seríamos capaces de definir al Lexus IS como una berlina deportiva, aunque goce de un buen aplomo y sea tan ágil como la mejor de su categoría. En España seguirá estando disponible con una motorización híbrida, comercializándose como Lexus IS 300h, que combina un motor de gasolina, cuatro cilindros, 2.5 litros de desplazamiento y ciclo Atkinson, y un motor eléctrico, para entregar 223 CV de potencia que garantizan una respuesta realmente buena y registros de aceleración mejores que los que probablemente encontraríamos en un diésel de su categoría con algo más de 150 CV de potencia.

Por la naturaleza de su motor y transmisión insistimos en que costaría hablar del Lexus IS 300h como una berlina deportiva. A su favor nos encontramos con una transmisión de tipo variable continuo que, sin alardear de deportividad, sí que ofrece el máximo confort, especialmente cuando nos movemos por la urbe. Lexus ha trabajado mucho para conseguir que en modo secuencial esta transmisión sea más intuitiva y próxima a un cambio automático de convertidor de par. También se ha trabajado mucho en su refinamiento, en atenuar los ruidos, por ejemplo. Pero la gran ventaja de esta mecánica sigue siendo, sin duda, su bajo consumo y su limpieza en términos de emisiones de gases contaminantes. El Lexus IS 300h homologa un consumo desde 4,2 litros/100 kilómetros y unas emisiones de 97 g/km de CO 2.

En la práctica, nuestros consumos serán superiores, pero conseguir en carretera 5,5 litros/100 kilómetros de media y cifras incluso inferiores en ciudad, tal y como ha demostrado en nuestras pruebas, es una predicción realista. Y cifras que sin duda lo sitúan como una alternativa más que sólida a los diésel de su categoría.

lexus-is-300h-2017-prueba-08.jpg
lexus-is-300h-2017-prueba-08 | Centímetros Cúbicos

Decíamos que el Lexus IS 300h sigue gozando de una gran agilidad. Aunque no se aprecie a simple vista, y tampoco sea fácil constatarlo en una primera toma de contacto como esta, Lexus ha trabajado en su chasis, apostando por un sistema de suspensiones delanteras con mayor rigidez y más ligera, y nuevas estabilizadoras en el tren trasero. También se ha perfeccionado la aerodinámica. Cambios que no solo tienen como objeto mejorar el rendimiento dinámico del Lexus IS, sino sobre todo seguir mejorando su confort.

Pero lo más interesante, sin duda, es que el Lexus IS sigue siendo un sedán premium elegante, que bien equipado, con tecnología híbrida, cambio “automático” y una mecánica potente, pero a la vez muy ahorradora, arranca en 35.900€. Hablamos de cifras con las cuales puede medirse de tú a tú con los diésel de Audi, BMW o Mercedes-Benz. Por 35.900€, podemos acceder a un Lexus IS 300h Eco con llantas de 16”, que de serie ya monta equipo de entretenimiento de 7 pulgadas y faros LED. Por 39.000€, la línea Business añade control de crucero, cámara trasera con asistencia al aparcamiento y otros extras. Por 42.600€, Executive apuesta por sistema de acceso y arranque sin llave, llantas de 17 pulgadas y control de crucero adaptativo. Y por 49.200€ ya podemos acceder a un F-Sport, más deportivo, con llantas de 18” de serie, faros multi-LED y una estética muy agresiva.

Publicidad