Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El deportivo estadounidense irá incluso más allá de la hibridación

El próximo Ford Mustang tendrá versiones eléctrica y de tracción total

El deportivo americano por excelencia, el Ford Mustang, contará en su próxima generación con una versión eléctrica. Además, también podría llegar con variantes de tracción total, que además de las ventajas a nivel dinámico le harían más atractivo en mercados con climas fríos de hielo y nieve habituales.

El próximo Ford Mustang tendrá versiones eléctrica y de tracción total

Centímetros Cúbicos El próximo Ford Mustang tendrá versiones eléctrica y de tracción total

Publicidad

Estamos viviendo una época de transición hace un automóvil más respetuoso con la atmósfera, con cada vez más presencia de coches híbridos y eléctricos. La hibridación es necesaria actualmente para cumplir con las normativas anticontaminación y, además, en muchos casos es un aliciente en cuanto a prestaciones. Esta tecnología a la que optan cada vez más modelos es un recurso al que echará mano incluso todo un icono de los viejos hierros V8: el Ford Mustang.

La próxima generación de uno de los deportivos más populares del mundo, el Mustang, llegará a principios de la próxima década y poco a poco se van desgranando detalles del futuro modelo. Ya sabíamos que el próximo Mustang tendrá versión híbrida enchufable, pero al parecer el deportivo estadounidense irá más allá y también tendrá una versión completamente eléctrica.

Esta opción le permitirá reducir sus emisiones contaminantes (bajando también así la media de toda la gama), y además le permitirá llegar a un mayor número de clientes en Europa y China. El objetivo, además de reducir emisiones contaminantes, es el de ofrecer "el rendimiento de un V8 con más par en bajo régimen".

De esa forma, la gama del popular pony car estadounidense tendría un miembro no dependiente de la gasolina. Pero esa podría no ser la única gran novedad de la próxima generación y es que también se apunta a que el futuro Mustang podría venir con variantes de tracción total.

La tracción a las cuatro ruedas le aportaría al deportivo mayor capacidad de tracción y agarre mecánico, además de un plus de seguridad en condiciones de baja adherencia. Aparte de las ventajas a nivel dinámico, la incorporación de la tracción en todas las ruedas podría repercutir positivamente en las ventas del Mustang en mercados con climas fríos donde el hielo y/o la nieve son habituales.

Para conocer la próxima generación aún queda un tiempo; antes Ford despedirá al modelo actual por todo lo alto: con el Shelby GT500, una versión que ya está en sus últimas fases de desarrollo y que pondrá la guinda a la generación actual con un motor que contará con "más de 700 CV".

Publicidad