Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Una opción a tener en cuenta

La propuesta de la patronal de carreteras que podría librar de pagar por el uso de autopistas a miles de conductores

La patronal de carreteras presenta una propuesta que podría suponer un importante respiro para miles de conductores españoles.

Publicidad

Nadie puede obviar el hecho de que las autopistas y autovías de nuestro país van a dejar gratuitas dentro de no mucho tiempo, un cambio drástico que hará que millones de conductores tengan que mirar más el bolsillo a la hora de coger su coche. Pese a que se trata de un 'movimiento' impulsado por la Unión Europea con el que se busca satisfacer las necesidades de inversión en mantenimiento de las vías rápidas españolas, la realidad es que muchos conductores no están -al menos de momento- de acuerdo con estas medidas.

Según una encuesta elaborada por el Real Automóvil Club de España (RACE), el 80% de los conductores encuestados han afirmado que buscarían vías alternativas a las autopistas de pago, mientras que el 75% rechaza el pago por uso. Se trata, por tanto, de porcentajes muy altos que hacen activar las alarmas: un posible efecto rodeo puede estar "cocinándose", un comportamiento que podría traer nefastas consecuencias ya no sólo en el terreno de la recaudación, sino en el terreno de la seguridad vial.

El efecto rodeo antes mencionado supondría un problema a nivel de inversión ya que no se conseguiría recaudar lo necesario para poder invertir de manera intensiva en las carreteras, mientras que a nivel de seguridad supondría un problema al trasladar una gran carga de tráfico a unas vías secundarias que, al menos en nuestro país, no están dimensionadas para soportar tal cantidad de vehículos.

La propuesta que podría satisfacer a muchos conductores

Conscientes de la situación planteada, desde la Asociación Española de la Carretera (AEC) se ha lanzado una propuesta que busca 'calmar los ánimos': conservar la gratuidad de las autopistas actuales para todos aquellos conductores que no circulen más de 10.000 km en un sólo año con sus turismos, aumentando esa cifra 'límite' hasta los 50.000 km para los vehículos pesados.

De esta manera, sería a partir del km 10.001 cuando los conductores de turismos ligeros (hasta 3.5 tn) comenzarían a pagar los peajes a razón de 0.03€/km, cifra que aumentaría hasta los 0.10€/km para los vehículos pesados. La idea de esta propuesta es limitar el impacto económico a los conductores que no utilizan las vías rápidas de manera extensiva.

Publicidad