Centímetros Cúbicos » Noticias

Ferrari presenta el nuevo Roma, y nosotros ya lo hemos conducido

Probamos el Ferrari Roma: primer contacto con 620 CV de puro lujo italiano

El segmento de los súper GT de lujo tiene un nuevo contendiente: el Ferrari Roma. Nosotros hemos viajado hasta Italia para “echarle el guante” en una primera toma de contacto

Ferrari Roma

Ferrari Ferrari Roma

Publicidad

Cuando un fabricante de automóviles como Ferrari anuncia la llegada de un nuevo modelo a su gama, es siempre un motivo para, al menos, prestar atención. Con su última creación se cumple la afirmación con creces, y es que el nuevo Ferrari Roma es un auténtico súper GT que promete aunar en un solo coche las mejores cualidades: un diseño espectacular, un interior a la última, la comodidad de los mejores coches de lujo y las prestaciones que se esperan de un Ferrari de pura cepa. ¿Lo habrá conseguido?

Un diseño espectacular

El diseño del nuevo Ferrari Roma llama la atención desde el primer vistazo. Su escultural presencia se refuerza con un frontal que, sin duda, es uno de sus puntos clave, con una parrilla que recuerda a los modelos de los años 50 y 60 que se funde con unos grupos ópticos de gran tamaño pero formas afiladas para crear un frontal agresivo y poderoso.

La línea lateral es realmente atractiva: en Ferrari han decidido dejar de lado las líneas marcadas y los trazos punzantes para crear una carrocería que parece esculpida por el viento, con una fluidez pasmosa que genera una sensación de elegancia y robustez para desembocar en una trasera muy musculosa en la que destacan los grupos ópticos, de formas alargadas en lugar de redondas como acostumbran a mostrar los modelos de Ferrari.

El mejor interior de Ferrari de la última década

Una vez accedemos al interior nos encontramos con el que sin duda es el mejor habitáculo que el fabricante italiano ha construido en la última década: el diseño, espectacular, está acompañado de una calidad de materiales verdaderamente exquisita. Todo en el interior del Ferrari Roma está pensado para satisfacer las más altas exigencias, algo que se hace evidente cuando uno huele, toca y siente todas y cada una de las piezas que componen su habitáculo.

El espacio a bordo es más que destacable, sobre todo en las plazas delanteras, donde dos personas, independientemente de su envergadura, viajarán cómodamente en unos asientos de primerísimo nivel. Por si fuera poco, el Ferrari Roma ofrece dos plazas de emergencia para niños que pueden sacarnos de más de un apuro, contando incluso con respaldos abatibles, de manera que el maletero, de un tamaño más que generoso, puede ampliarse aún más para cargar voluminosos objetos de la talla de una bolsa de palos de golf.

Si el diseño es de primera, aún más lo es su equipamiento. Y es que Ferrari ha decidido echar el resto y dotar al Roma de una equitación de alto nivel, con elementos que no se veían en ningún Ferrari. Hablamos, por ejemplo, de un espectacular panel digital de 16”, curvado, que hace las funciones de cuadro de instrumentos. Además, algunos interruptores físicos -entre ellos la mayoría de los del volante- han dado paso a superficies táctiles con respuesta háptica.

Hora de ponerse al volante

Es el momento de arrancar el Ferrari -algo que se realiza apretando una de las mencionadas superficies táctiles- y escuchar la armoniosa melodía de su propulsor V8 biturbo, heredado del Ferrari California. En este caso, sus 8 cilindros y dos turbos son capaces de generar 620 CV, que impulsan al eje posterior a través de una caja de cambios automática de doble embrague con 8 relaciones directamente heredada de la que monta el Ferrari SF90.

Las prestaciones son imponentes: el Roma acelera de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos, alcanzando una velocidad punta de 320 km/h. Todo ello sin ningún esfuerzo, sin drama. El potencial del Ferrari es tal que es capaz de alcanzar los 200 km/h desde parado en apenas 9.3 segundos, recuperando velocidad a ritmos endiablados.

Por si fuera poco, la suspensión (con posibilidad de contar con amortiguadores pilotados), la dirección y el equipo de frenos responden sin rechistar a las solicitudes del conductor, que en todo momento se siente “acompañado” gracias, además, a la “personalidad múltiple” del Ferrari Roma que, gracias al sistema Manettino, es capaz de modificar su funcionamiento de manera más que evidente, contando con 5 modos de conducción: WET, CONFORT, SPORT, RACE y ESC OFF.

El Ferrari Roma se ha concebido como un GT, y explota esa faceta con un comportamiento, cuando circulamos tranquilos, propio de una berlina de lujo: suave, calmado, con un aislamiento tanto térmico como acústico de primer nivel…en definitiva, muy bien compensado, dando lugar a un Ferrari que, sin muchos problemas, podríamos utilizar a diario.

Con un precio de salida que rondará los 220.000€, el Ferrari Roma se coloca como el coupé de acceso a la gama del fabricante italiano, con las primeras unidades llegando a nuestro país a finales de año. Por lo que parece, el Roma ha tenido una buena acogida ya que según Ferrari ya son decenas de clientes, en España, los que han reservado su unidad.

Publicidad