En cuestión de unas semanas Suzuki comenzará la comercialización en España del nuevo , un pequeño crossover que recupera esta denominación tras varios años sin uso. Con 3,7 metros y una estética divertida, se convierte en un vehículo casi único en su segmento. Para España la oferta quedará limitada a los niveles de terminación GLE y GLX, dejando fuera el básico GL que quizás con el tiempo pueda sumarse. Al arrancar en un término medio se espera que lleven ya una dotación más que interesante desde los más baratos.

suzuki_ignis_35 | Centímetros Cúbicos

Común en todos serán el aire acondicionado, elevalunas y espejos eléctricos, cierre con mando, ordenador de viaje, asistente al arranque en cuestas, sistema de sonido integrado, bluetooth, puerto USB, volante multifunción, asiento posterior abatible y deslizante, etc. El más completo contará también con faros LED, acceso y arranque sin llave, sistema de navegación con pantalla táctil de siete pulgadas, climatizador automático de una zona, cristales tintados, aviso pre-colisión, alerta de cambio de carril involuntario, etc.

suzuki_ignis_24 | Centímetros Cúbicos

La oferta mecánica estará formada por el 1.2 Dualjet con 90 CV que podrá pedirse con tracción delantera o total, y con cambio manual de cinco velocidades o bien uno robotizado con el mismo número de relaciones y que en Suzuki denominan ASG. Como opción más potente está el 1.2 Dualjet SHVS con el sistema micro-híbrido. Su potencia se eleva hasta los 94 CV y mejora ligeramente las prestaciones y los consumos. Lo malo es que en España sólo se podrán pedir con caja manual y tracción delantera. Los precios estimados arrancarán en los 12.000 € aplicando ya el descuento de lanzamiento de 2.000 €. Si además se financia con la marca la tarifa podría reducirse en otros 1.000 €, siendo un modelo atractivo por su relación valor-precio.