El coronavirus ha azotado con fuerza a nuestro país, que ha tenido que recurrir al estado de alarma para reducir al máximo los desplazamientos. Meses más tarde, la reactivación ya es un hecho y poco a poco comenzamos a recuperar una normalidad perdida que, de cualquier manera, no será igual que la que conocíamos. Sin embargo, la reactivación de la economía hace que el tráfico también se reactive.

La DGT no ha dejado de trabajar en ningún momento durante todo este tiempo, pero es cierto que su presencia ha sido menos visible de lo habitual. Ahora la DGT vuelve de lleno a las carreteras, y lo hace con la primera campaña de control de tráfico tras el confinamiento, una campaña que ya está activa y que se centra en uno de los colectivos más vulnerables: los motoristas.

Te puede interesar: Así es la primera chaqueta anticontaminación del mundo para motoristas

La contaminación en las grandes ciudades hace que muchos motoristas dejen su moto en casa. Precisamente, para que esto no ocurra, Spidi ha desarrollado una chaqueta que nos alertará de los valores excesivos de polución urbana. Se trata de Mission Beta, una chaqueta para moto que protege a los motoristas de la contaminación y que lleva incorporada una máscara.

Dicha prenda se inspira en el diseño de la Beta Pro y la Beta Evo Light y dispone de un sensor cerca de las vías respiratorias del motorista que es capaz de detectar el nivel de partículas contaminantes en milésimas de segundo a través de una pantalla situada en la manga izquierda de la chaqueta.

El objetivo de esta chaqueta es intentar que los motoristas estén expuestos lo menos posible a la contaminación cuando circulen con sus motos. De momento, no está disponible ni su precio ni su fecha de salida.