Aunque era un secreto a voces y un rumor constante tras cada entrevista a portavoces de Renault-Dacia, finalmente el grupo automovilístico francés ha confirmado de forma oficial el lanzamiento del primer coche eléctrico de Dacia para el periodo 2021-2022. Aunque los planes de Dacia no hablan por el momento de ninguna tecnología de propulsión que no esté basada en un motor de combustión interna, a futuro esta estrategia tendrá que cambiar para abrazar el motor eléctrico y así asaltar el mercado con una fórmula que podría ser muy interesante.

Renault K-ZE | Renault

La idea de ver un coche eléctrico firmado por Dacia en Europa es sumamente atractiva si se cumplen las previsiones. Dacia ha confirmado por activa y por pasiva que su prioridad en los futuros lanzamientos está en matener su relación calidad/precio, haciéndose fuerte en el mercado con coches que ofrezcan un precio ajustado a costa de prescindir de equipamientos o tecnologías de última generación. Esta fórmula es la que parece que se quiere seguir defendiendo con el primer coche eléctrico de la marca, ofreciendo un elécrico de precio muy ajustado con el que conseguir tener en su gama el coche eléctrico más barato del mercado.

Las incógnitas sobre cómo conseguirá Renault-Dacia ajustar el precio de este eléctrico siguen siendo muy elevadas. Aunque la idea de traer a Europa un coche eléctrico diseñado para China cobra cada vez más fuerza. Mientras la gama Renault se está consolodidando en torno a plataformas dedicadas para eléctricos como la del Renault ZOE, teniendo previsto a futuro lanzar una plataforma modular para eléctricos, la estrategia de Dacia podría pasar por la comercialización del Renault City K-ZE, una idea que tan solo necesitaría de revisar ciertos aspectos como seguridad y equipamiento para cumplir con la idea de un precio de venta bajo.