Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CADA VEZ MÁS USUARIOS

Las preocupantes cifras de los usuarios de patinete eléctrico: cada vez más siniestros

Los patinetes eléctricos cada vez son más populares en nuestras ciudades, pero su uso no resulta tan "inofensivo" como muchos podrían llegar a pensar

En resumen

Publicidad

A nadie se le escapa ya el hecho de que en los últimos años estamos viviendo un proceso de transformación de la movilidad personal y ciudadana. Muchas cosas han cambiado, y muchas más van a cambiar impulsadas por una agenda que busca hacer de nuestro país un lugar más habitable y respetuoso con el medio ambiente. El vehículo privado ha comenzado a perder terreno en las ciudades, viéndose desplazado por un transporte público más rápido y avanzado.

También hemos asistido a la llegada de vehículos como las bicicletas que, si bien llevan con nosotros mucho tiempo, se han convertido ya en un vehículo completamente habitual y normal en nuestras calles. Otro de esos vehículos cada vez más comunes en nuestras calles son los patinetes eléctricos, esos pequeños vehículos impulsados por un motor eléctrico que permite que una persona viaje a una velocidad máxima de 25 km/h por zonas habilitadas para ello, agilizando así los desplazamientos por ciudad.

Las normas que pocos usuarios de patinete respetan

La Fundación Línea Directa en colaboración con la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) han elaborado el estudio ‘Nueva Movilidad Urbana y Seguridad Vial. Accidentalidad en la nueva cultura del desplazamiento’ en la que se analizan los cambios en la movilidad personal de nuestro país. Cabe destacar el elevado porcentaje de personas que afirman haber modificado sus hábitos de desplazamiento en los últimos años: más del 70% de los analizados así lo afirman.

Ojo al dato: más de 17 millones de españoles (44% de los encuestados) reconocen ser usuarios habituales u ocasionales de un VMP o de una bicicleta eléctrica y un 60% ve probable usarlos a corto plazo. Los principales motivos de este cambio de tendencia son los elevados precios de los combustibles, así como las cada vez más férreas restricciones circulatorias en las grandes ciudades para, especialmente, los vehículos más antiguos.

Por otro lado, el 50% de los usuarios de VMP reconoce que circula sin casco, el 73% lo ha hecho en alguna ocasión por la acera y el 45% ha sobrepasado en alguna ocasión el límite de velocidad establecido para estos vehículos, fijado en los ya mencionados 25 km/h. Cabe destacar que con la llegada de la nueva Ley de Tráfico que lleva vigente ya algo más de un mes, los usuarios de VMP deben respetar una serie de normas si no quieren recibir una multa: hablamos del límite de velocidad de 25 km/h, de la prohibición de circulación en aceras o de la prohibición también de consumir alcohol o drogas si se va a utilizar un VMP.

Publicidad