Centímetros Cúbicos » Noticias

SIEMPRE POR LA IZQUIERDA

Precaución amigo peatón: consejos para no jugártela cuando caminas por la carretera

En verano aumentan los trayectos que hacemos a pie fuera de poblado, unas caminatas para las que debemos ir preparados y con la normativa al día.

Publicidad

Durante los meses de verano aumentan los trayectos a pie: las temperaturas acompañan, hay más horas de luz y con las vacaciones tenemos más tiempo para recorrer la geografía de nuestro lugar de descanso caminando. Para circular a pie fuera de poblado con un mínimo de seguridad tenemos que respetar la normativa y seguir una serie de recomendaciones. ¿No las tienes claras? No te preocupes, te las recomendamos. VER VÍDEO.

¿Por dónde tenemos que caminar en una carretera?

Dejando a un lado autovías y autopistas ya que por ellas está prohibido circular a pie, a la hora de caminar por una carretera tenemos que hacerlo por la zona que represente el menor peligro para nosotros.

Además, tanto si caminamos por el arcén como si lo hacemos por la propia calzada, deberemos hacerlo según las indicaciones, así podremos apartarnos si es necesario o rectificar nuestra trayectoria con el mínimo riesgo posible.

Por otro lado, ten en cuenta que los peatones sólo están autorizados a invadir la calzada para cruzarla. Si necesitas hacerlo y no hay pasos inferiores o superiores, elige un lugar en el que seas visible como, por ejemplo, es un tramo completamente recto.

Te puede interesar: Más espacio para bicicletas y peatones

El coronavirus ha cambiado nuestra forma de ver el mundo. Pero también provocará otro tipo de cambios. Muchas ciudades verán cómo su morfología cambia para favorecer una nueva movilidad una vez pase la fase más crítica de la pandemia.

La dirección que parecen estar tomando muchas grandes urbes del mundo es la de priorizar el traslado a pie y en bicicleta por encima del vehículo privado, dado que el transporte público es una posible fuente de contagios por las aglomeraciones que provoca. En muchas ciudades, las aceras no son lo suficientemente anchas para mantener el espacio mínimo de seguridad, por lo que en varios lugares se aboga por ampliarlas.

Publicidad