Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NECESITAN HOMOLOGACIÓN

¿Es posible superar con éxito la ITV si llevas las lunas del coche tintadas?

Muchos coches ya salen de fábrica con las ventanillas oscurecidas, pero algunos conductores deciden añadir este complemento 'a posteriori'

ITV

DGT ITV

Publicidad

Son varias las fórmulas que existen para evitar que la temperatura del interior de nuestro coche se dispare. Una muy común y duradera son las lunas tintadas, que, en muchos casos, vienen de serie. Cuando no es así y buscamos la manera de oscurecer las ventanillas de nuestro vehículo, hay que tener en cuenta que existe una normativa que debemos seguir y respetar para evitar problemas. Repasamos esta homologación para responder a una duda que tienen muchos conductores: ¿se puede pasar la ITV con las lunas tintadas?

Antes de contestar es necesario hacer una diferenciación. Por un lado están las lunas tintadas, que vienen así de fábrica porque les han aplicado un tratamiento en el interior para oscurecer el cristal. De esta manera, absorben parte de la luz reduciendo tanto los deslumbramientos como la temperatura del habitáculo. Por otro lado, nos encontramos con las lunas laminadas: una pieza adhesiva que está hecha de poliéster, tiene una capa acrílica y se coloca sobre las ventanillas.

Consultar fecha de la ITV
Consultar fecha de la ITV | Centímetros cúbicos

La homologación

Tras esta aclaración, vamos con la pregunta en torno a la que gira este artículo: ¿se puede pasar la ITV con las lunas tintadas? Sí, siempre y cuando cumplan con la homologación del Ministerio de Industria. Antes era necesario pasar un proceso de verificación a través de una inspección técnica extraordinaria, pero desde que se reformó la normativa basta con cumplir los parámetros estipulados en la ley.

La Orden ITC/1992/2010 (14 de julio) establece qué condiciones técnicas tienen que cumplir las láminas de material plástico destinadas a ser adheridas a los vidrios de seguridad y materiales para acristalamiento de los vehículos en servicio. Contarán, por lo tanto, con un marcaje visible en cada una de las ventanillas que, además, estará ubicado entre la propia lámina y el cristal para que no se pueda manipular.

ITV
ITV | AECA ITV

Pasar la ITV

A este registro hay que sumar el correspondiente certificado que nos debe entregar el fabricante para que el taller que las instale lo complete con la información requerida. Recuerda que los papeles de este trámite deberán viajar siempre contigo por si te los piden en un control y, por supuesto, en la ITV. De esta manera, podrán comprobar que el marcaje coincide con la referencia de la documentación.

No obstante, si no cuentas con estas credenciales, los técnicos que lleven a cabo la inspección de tu vehículo podrán comprobar la referencia de la lámina. ¿Qué pasa si no aparece? El coche no pasará la ITV y te darán un plazo de dos meses para demostrar que tus lunas laminadas son legales. Si lo pruebas en un plazo de quince días podrás pasar la ITV sin coste alguno, pero si no lo consigues dentro del plazo total estarás obligado a retirar las láminas.

Ventanillas delanteras

Por último, debes tener en cuenta que no todas las ventanillas se pueden tintar: está prohibido oscurecer tanto el parabrisas frontal como los vidrios laterales delanteros. Si lo haces, te enfrentarás a una multa de hasta 200 euros… siempre y cuando no representes alguna de las excepciones contempladas. O lo que es lo mismo: vehículos oficiales, de los cuerpos de seguridad, de personas amenazadas o bajo prescripción médica debido a una enfermedad.

Publicidad