La nueva generación del Porsche 911, denominada internamente como 992, se lanzó al mercado hace apenas un año, pero ya desde el primer día se ha coronado como uno de los lanzamientos más relevantes de los últimos años. Su técnica es impecable y su diseño, inconfundible, pero siempre hay margen de mejora para una marca como Porsche, que ha presentado, horas antes del Salón de Frankfurt, las versiones básicas Carrera con tracción integral 4.

En una primera fase de lanzamiento del actual 911, Porsche presentó sus versiones Carrera 4S en carrocerías cabrio y coupé, sistema de tracción que ahora pasa a ser parte de la gama en combinación del motor de acceso, dando así vida a las versiones Carrera 4 Coupé y Carrera 4 Cabriolet. Son, por tanto, las nuevas variantes de base, equipadas con tracción total, la novedad más destacada dentro de la gama del eterno deportivo alemán.

Porsche 911 Carrera 4 | Porsche

Los 911 Carrera 4 se presentan con un bloque motor de 3 litros y seis cilindros en arquitectura bóxer, que desarrollan 380 CV y 450 NM, asociados a una caja automática PDK de 8 velocidades. Gracias al sistema de tracción integral, los Carrera 4 Coupé aceleran de 0 a 100 km/h en 4 segundos, 3.8 segundos si se opta por el paquete Sport Chrono, cifras que aumentan 2 décimas en el caso de la carrocería descapotable.

La única diferencia a nivel estético respecto a las versiones S la encontramos en la parte trasera, donde el sistema de escape lleva instaladas dos salidas de formas trapezoidales, en sustitución de las salidas ovaladas de las variantes más potentes. Por supuesto, el equipamiento de serie es muy extenso, con instrumentación semi-digital o sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,25", aunque, como es norma en Porsche, la lista de opcionales hace que los 911 puedan configurarse de manera casi única, teniendo como límite la capacidad de la cuenta corriente de su potencial propietario.