Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La solución de los coches deportivos

Porsche dice sí a los eFuels o combustibles sintéticos, la salvación de los deportivos de gasolina

Porsche pone rumbo a los combustibles sintéticos conocidos como eFueles, una solución que permitirá que los coches de gasolina sigan sin rumbo.

Porsche combustibles sintéticos

Porsche Porsche combustibles sintéticos

Publicidad

Hace pocos días os hablábamos sobre los combustibles sintéticos y sobre su factible aplicación. Ahora nos lo confirma Porsche con sus claras intenciones de crear este tipo de sustento de vida tras el pseudónimo de eFuels, la alternativa a los coches eléctricos que promete ser salvación de todo vehículo de gasolina. Quédate con nosotros, que te contamos todos y cada uno de los entresijos de esta formidable fórmula que quiere marcar un antes y un después.

Y es que pensar en un Porsche 911 eléctrico no es plato de buen gusto para muchos, y la firma es consciente de ello. Pero más allá de querer mantener intacta la esencia de su deportivo por excelencia, los de Stuttgart quieren hacer historia al ser uno de los primeros en recurrir a este sistema llamado eFuels, que esconde a esos combustibles basados en agua e hidrógeno.

Porsche promete eFuels más allá de 2035

Una de las máximas de Porsche es conseguir embarcarse en esta aventura con pretensiones de que sea algo duradero y compatible con las alternativas que prometen hoy en día pintar el panorama automovilístico del mañana: mecánicas eléctricas. Y es que la casa alemana ya ha demostrado que no reniega de este tipo de fuente de energía de la mano de modelos como el Porsche Taycan, pero también quieren mantener los motores de combustión intactos o, al menos, no erradicarlos.

Porsche combustibles sintéticos
Porsche combustibles sintéticos | Porsche

Y es que con el año 2035 como fecha de exterminio para este tipo de coches, Porsche ha querido poner un remedio sin la necesidad de renegar de ellos; esto será posible gracias al uso de combustibles con una huella de carbono prácticamente cero. Su base primordial es la de combinar agua con hidrogeno para crear hidrocarburos, consiguiendo así cumplir con los objetivos de descarbonización propuesto por la Unión Europea.

Para lograr este punto, Porsche ha unido fuerzas son Siemens Energy invirtiendo en el proyecto Haru Oni, mediante el cual se espera producir 550 millones de litros anuales antes de 2026. De la mano de este proyecto, se ha previsto crear una fábrica de combustible renovable que dispondrá de un generador eólico con el que se hará provecho de los fuertes vientos del estrecho de Magallanes y generar metanol mediante agua, aire y energía eléctrica del propio generador.

Así, con el metanol resultante como principal fuente de creación del combustible sintético, Porsche junto a Siemens Energy pretende cumplir con tres fases: piloto, primera fase y segunda fase. En el primer punto -en el cual se encuentran ahora mismo- producirán 130.000 litros de eFuel al año; con la primera fase -ideada hasta 2024- producirán 55 millones de litros de eFuel al año y con la segunda fase -hasta 2026- producirán 550 millones de litros de eFuel al año.

Pese a que Porsche seguirá invirtiendo tiempo y dinero en desarrollar vehículos eléctricos, también velan por sus motores de combustión y, sobre todo, por los híbridos enchufables. Y es que tipo de tecnología será una de las que se comente con su combustible sintético para poder mantener vivos e intactos a modelos tan ilustres como el Porsche 911.

Porsche combustibles sintéticos
Porsche combustibles sintéticos | Porsche

Sin embargo, uno de los mayores esfuerzos que está suponiendo para la casa alemana hacer viable al eFuel es que este sea compatible con motores de gasolina sin previa modificación. Así, Porsche quiere asegurarse que sus modelos más veteranos sigan en circulación en 2035 y más adelante gracias al empleo de un combustible limpio y prácticamente no contaminante.

Esta situación nace a partir de que tres de cada cuatro Porsche 911 producidos entre 1964 y 1968 siguen hoy en día en circulación, y no quieren que la situación cambie debido a las leyes vigentes en 2035. Pero hay otro sector por el que la gasolina sintética también pasará antes: la competición.

Y es que la firma alemana entra por todo lo alto en las carreras arropado por el maridaje entre biocombustibles y combustibles sintéticos renovables en el campeonato Mobil 1 Supercup, mientras que pretende al mismo tiempo ser uno de los principales impulsores de este sustento de vida en otras competiciones como las Horas de Le Mans.

Sea como fuere, Porsche tiene claro que el mayor protagonista del futuro más inmediato -y del futuro más lejano- es el coche eléctrico. Y es que la marca espera que en 2025 la mitad de sus modelos vendidos sean eléctricos, siendo el Taycan el encargado de pautar esa no tan lejana senda de éxitos. Esto también será posible después de que Porsche haya decidido, de momento, no invertir en el hidrógeno ni en la pila de combustible.

Publicidad