Un resquicio legal permite ver por la calle esta espectacular estampa

Un resquicio legal permite ver por la calle esta espectacular estampa

Un Porsche 917 de carreras circula por calles de Mónaco... ¡Y es legal!

El Porsche 917 fue el primer modelo con el que Porsche ganó las 24 Horas de Le Mans. Un animal de circuito con 600 CV de potencia que ahora alguien ha conseguido homologar para circular legalmente con él por las calles de Mónaco

Porsche 917
Porsche 917 | Porsche

A lo largo de la historia han sido muchos, y muy exitosos, los modelos con los que Porsche ha competido en los circuitos. Enumerarlos todos conllevaría una considerable inversión de tiempo, pero en este artículo el protagonista es uno muy concreto: el Porsche 917. El 917 fue el primer modelo de la marca alemana que consiguió una victoria general en las 24 Horas de Le Mans (en 1970), una auténtica bestia cuyo motor bóxer de 12 cilindros tenía unos 600 CV de potencia para mover sólo 800 kg. Un animal de circuito que ahora circula por las calles de Mónaco. Y sí, ¡lo hace de forma legal!

Pero, ¿cómo demonios es legalmente posible que un coche de carreras circule por la vía pública? La respuesta hay que ir a buscarla a un resquicio legal del Principado de Mónaco, una norma bastante curiosa que ha dado lugar a esta situación. El pequeño país monegasco permite homologar un coche para circular por la vía pública si uno similar ha sido homologado con anterioridad. Y resulta que hace años ya hubo un 917 circulando por las calles de Montecarlo…

Porsche 917 | Porsche

Concretamente el Porsche 917 chasis número 30, perteneciente a la familia Rossi (propietaria de la famosa bebida que James Bond pedía agitado y que tantas veces ha ido decorando los Porsche). Tras demostrar que aquella unidad circuló de forma legal por las lujosas calles de Mónaco, y que nuestro protagonista (el chasis nº 37) es un modelo idéntico a aquel, solamente quedaba resolver lo concerniente al papeleo.

Porsche 917 | Porsche

El resultado es una estampa impresionante: un coche de carreras -aunque esta unidad en concreto nunca llegase a competir- espectacular, absolutamente impráctico, incómodo, escandaloso y delicado de conducir (sus 600 caballos no tienen más filtro que la delicadeza con que el conductor cuide el pedal del acelerador) paseando como uno más, con su matrícula correspondiente, por la pequeña ciudad-Estado. Aunque este 917 en absoluto es uno más.

Diego Gutierrez | Madrid | 27/04/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.