¿Sabías que aunque el velocímetro nos marca una velocidad, ésta no es la real? El motivo es que los fabricantes no quieren tener problemas relacionados con accidentes o multas por exceso de velocidad, por lo que se aseguran de que vayamos más lentos de lo que pensamos.

Por ley ningún velocímetro puede indicar una velocidad inferior a la real, aunque hay margen a la hora de mostrar una superior. Pero... ¿cuál es entonces la velocidad real a la que circulo? Lo cierto es que es difícil de saber, ya que existen diferentes normativas internacionales. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: ¿Cuándo el exceso de velocidad te puede llevar a la cárcel?

El exceso de velocidad es, sin ningún género de dudas, uno de los problemas más graves a los que nos enfrentamos en la carretera ya no sólo las autoridades encargadas de controlar el comportamiento de los conductores, sino también sino también nosotros como conductores, ya que, al final, nosotros somos los principales perjudicados cuando se llevan a cabo éste tipo de actitudes.

Como dato, sólo en 2018 se impusieron más de 2.5 millones de sanciones por exceso de velocidad, aunque cabe destacar que sólo una pequeñísima proporción de esas sanciones está vinculada a un delito por exceder demasiado el límite de velocidad. ¿Es posible ir a la cárcel por saltarse el límite de velocidad? La respuesta es sí: es posible acabar en prisión.