Centímetros Cúbicos » Noticias

Hazlo con frecuencia y tu bolsillo lo agradecerá

Poner el aire acondicionado en invierno puede ahorrarte mucho dinero. ¿Sabes por qué?

Olvidarte del aire acondicionado de tu coche en los meses más fríos del año puede salirte muy caro. Sigue estos consejos para ahorrar y evitar sustos cuando vuelva el calor.

Publicidad

¿Llega el frío y te olvidas de poner en marcha el aire acondicionado de tu coche hasta que suban las temperaturas dentro de unos meses? No te preocupes, casi todos los conductores hacen lo mismo, pero debes saber que estás cometiendo un error que puede salirte muy caro, así que, aunque suene raro, enciende el aire de acondicionado en invierno. Tu bolsillo lo agradecerá.

¿Te estás preguntando por qué debes hacerlo? La respuesta es muy fácil: para evitar averías en el sistema de climatización. Si el compresor del aire acondicionado se pasa varios meses sin funcionar es posible que se averíe a causa de la inactividad y que, cuando llegue el calor y enciendas el sistema, no funcione. También pueden quedar resecas las juntas que permiten la estanqueidad del circuito del aire acondicionado, dando lugar a fugas del gas refrigerante.

Arreglar el compresor del aire acondicionado puede costarte alrededor de 500 euros y en caso de tener una fuga en el sistema de climatización, tendrás que localizarla, arreglarla y recargar el aire, lo cual puede costarte unos 200 euros. Reducir el riesgo de avería es tan sencillo como ponerlo en marcha de vez en cuando a lo largo del invierno y dejarlo en funcionamiento durante unos minutos.

Puedes hacerlo al volver del supermercado, mientras la descargas la compra, o cuando lavas el coche en el autolavado con agua a presión, dejando arrancado el motor (no funcionará si lo apagas) y el aire acondicionado a baja temperatura para que trabaje mientras acabas con la suciedad del exterior. Otra opción es encenderlo cuando se empañan los cristales; con el aire caliente desaparece más rápido el vaho, pero el aire frío, aunque tarda más tiempo en actuar, también es efectivo porque gracias al aire acondicionado acaba eliminando la humedad en el interior del coche.

Es importante que pongas en marcha el aire acondicionado con frecuencia, por ejemplo, cada dos semanas. Si tu coche tiene aire acondicionado manual selecciona la posición en la que enfría al máximo y déjalo funcionar durante unos minutos; si tiene climatizador automático, ponlo en 16 o 17 grados y espera un tiempo para apagarlo. Sabemos que cuando hace frío lo último que te apetece es encender el aire acondicionado para enfriar todavía más el habitáculo, pero tu bolsillo lo agradecerá.

Publicidad