Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NUEVAS VERSIONES

Ponemos a prueba las variantes híbridas enchufables de los modelos Hyundai Tucson y Hyundai Santa fe

Esta semana en Centímetros Cúbicos nos ponemos al volante de los nuevos híbridos enchufables Hyundai Tucson y Santa fe.

Publicidad

Antes de que muchos fabricantes se subieran al carro de la electrificación, Hyundai ya llevaba años apostando por tecnologías alternativas. La firma coreana lleva desarrollando vehículos ecológicos desde 1990, modelos como su primer eléctrico de 1991 inspirado en el Sonata; o sus primeros vehículos de hidrógeno basados en los Santa Fe y Tucson a principios del nuevo milenio.

El Hyundai Tucson como el Santa Fe no solo traen nuevos motores, sino también una apariencia más moderna y repleta de tecnología. Comenzamos por el más pequeño de los dos, el Tucson, con un diseño soberbio. El frontal destaca por su firma lumínica diurna LED, que se mimetiza con la parrilla con un juego geométrico denominado “joyas paramétricas”. Este híbrido enchufable incorpora una parrilla activa, que se abre y se cierra en función de la necesidad de refrigeración que tenga el motor.

Dentro es muy tecnológico: dos pantallas captan nuestra atención, una detrás del volante multifunción y otra en el centro, ambas de 10,25 pulgadas. Así como una consola central plagada de botones táctiles que separa al conductor y al acompañante.

Sensación que se amplifica al circular con él, porque el Tucson PHEV o híbrido enchufable arranca en completo silencio, circulando exclusivamente con el motor eléctrico. Y así seguirá hasta que demandemos más potencia, momento en el que entrará en acción el motor de combustión.

Cuando ambos propulsores suman sus fuerzas, la potencia es de 265 caballos, dirigidos a las cuatro ruedas a través del sistema HTRAC, que viene de serie en las versiones ecológicas. Este sistema reparte la potencia entre ambos ejes dependiendo del modo de conducción elegido.

Esta tracción inteligente a las cuatro ruedas se consigue gracias a su motor eléctrico, que se alimenta de una batería de 13,8 kiloWatios-hora de capacidad. Algo que no solo nos permite bajar los consumos hasta los 1,3 litros cada 100 kilómetros, según el ciclo WLTP, sino también recorrer hasta 62 kilómetros en modo 100% eléctrico. El Tucson es cómodo y con unas dimensiones comedidas, con 4,5 metros de largo, lo que aporta una gran agilidad, ya sea en entornos urbanos o en carretera.

Cambiamos de vehículo para ponernos al volante del Hyundai Santa Fe. Este SUV incorpora no solo una nueva variante híbrida enchufable por primera vez en su historia, sino también espacio suficiente para siete pasajeros.

Se trata de la actualización del modelo que llegó en 2018. Destaca la parte delantera, con una parrilla de grandes dimensiones y dotada ahora de grupos ópticos nuevos. Dentro ha recibido también un importante lavado de cara, con su nuevo salpicadero y tomas de ventilación. Además, su panel de instrumentos se ha digitalizado, con una pantalla de 12,3 pulgadas. Y para el sistema de infoentretenimiento hay otra nueva, de 10,25 pulgadas. Quizás el elemento más innovador sea la consola central, con botones para el selector del cambio y un dial para los modos de conducción.

En este caso son: Smart, que combina de forma automática la parte de combustión y la eléctrica con el fin de conseguir un rendimiento equilibrado; Sport, por si queremos tener la máximas prestaciones; ECO, por si queremos bajar al máximo los consumos, hasta 1,6 litros cada 100 kilómetros según el ciclo WTLP.

Independientemente del modo seleccionado, el aspecto más sorprendente del Santa Fe es su comodidad, siendo de los mejores de su segmento. Eso, unido a un gran equipamiento, que cuenta hasta con asientos ventilados y calefactados, hace que sea un coche muy completo en todas las circunstancias.

Vuelve a ver los programas completos de Centímetros Cúbicos en Atresplayer

Publicidad