La familia del Volkswagen Polo se enriquece en estos días con la llegada del acabado R-Line que destaca por su diseño más agresivo y atractivo. Se puede pedir con varias mecánicas siempre de gasolina y aunque los precios son elevados, con promociones pueden ajustarse bastante.

Volkswagen Polo | Volkswagen

La gama del Polo R-Line arranca con el motor 1.0 TSI de 95 CV que se sitúa como un básico muy interesante. La opción más prestacional es para el 1.0 TSI de 115 CV que juega con la ventaja de incluir una caja manual de seis velocidades en lugar de cinco. La transmisión de doble embrague DSG es opcional para los dos.

El equipamiento de serie contempla el paquete deportivo R-Line exterior, llantas de aleación de 17 pulgadas, paragolpes específicos, faros antiniebla con iluminación en curva, cola de escape cromada, cristales sobretintados tipo "privacidad", etc. En el interior se añaden asientos más envolventes, tapizado R-Line, etc.

Volkswagen Polo | Volkswagen

La dotación se completa con el climatizador automático, sensor de lluvia, encendido automático de luces, sistema multimedia con pantalla táctil, bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto, Front Assist, cuatro elevalunas eléctricos, espejos térmicos, etc. El precio sin incluir promociones arranca en los 19.530 €.