Hace no muchos meses empezó a funcionar, de forma efectiva, Madrid Central. Recordemos: Madrid Central se convirtió, unificando todas las APR existentes en la capital, en el Área de Prioridad Residencial más grande de España. Las restricciones de tráfico que comporta su funcionamiento han causado numerosas quejas entre los conductores, aunque es cierto que poco a poco la normalidad se ha adueñado de la zona.

Sin embargo, Madrid Central no ha parado de fallar en su funcionamiento pese al paso de los meses. Y es que a la ausencia de multas en los primeros meses o a la obligación por parte de las administraciones de anular miles de multas por diferentes errores en las cámaras y en los sistemas de medición horaria, se suman ahora los errores en las autorizaciones, que han provocado miles de sanciones a conductores residentes dentro de la APR.

Los residentes dentro de alguna de las anteriores APR del centro de Madrid tenían hasta el 30 de junio de 2019 para solicitar las nuevas autorizaciones y no ser multados, algo que no ha sido notificado de forma individual, provocando que miles de conductores no se hayan enterado de las nuevas condiciones y provocando que algunos usuarios hayan sido sancionados hasta 20 veces, según denuncia la empresa de gestión de multas Pyramid Consulting.

Esta misma empresa aconseja a todos los usuarios afectados por este tremendo error que realicen alegaciones: recurrir estas multas es posible aduciendo, por ejemplo, que se trataría de una infracción continuada o "que la Administración no ha cumplido con su labor de informar debidamente a los ciudadanos". Un nuevo revés para Madrid Central que, sin embargo, parece haberse ganado el favor de los ciudadanos.