El Plan de impulso a la cadena de valor de la industria de Automoción busca devolver el pulso al mundo del motor a través de seis frentes de acción. En ellos están incluidos los dos planes con los que el Gobierno pretende incentivar la compra de coches nuevos: el Renove y el Moves. Si están pensando en beneficiarte de ellos ten algo en cuenta: dentro de un año tendrás que rendir cuentas a Hacienda. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Ambas iniciativas buscan rejuvenecer el parque automovilístico español y cada una de ellas tiene sus propios requisitos para ser concedidas. Por ello, además de informarte de las condiciones que ha puesto el Gobierno para acogerse a estas subvenciones hay que tener presente que hablamos de cantidades que deben declararse a Hacienda ya que es obligatorio pagar el correspondiente impuesto.

Cabe recordar que el Plan Renove está destinado a la compra de coches nuevos, independientemente del motor que tengan bajo su capó. Las cuantías de estos incentivos oscilan entre los 400 y los 4.000 euros. En el caso del Plan Moves II debemos ser conscientes de que son ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos enchufables. La rebaja máxima puede llegar a ser de 6.500 euros.

Te puede interesar: Plan Renove 2020: ayudas de hasta 4000€ para diésel, gasolina y eléctricos

Tras la profunda crisis provocada por la incidencia del coronavirus, la industria automovilística demandaba, desde hace semanas, un plan de incentivos que mejorase las previsiones de un sector, el automovilístico, que representa un gran porcentaje del PIB nacional.

El gobierno de Pedro Sánchez da respuesta a éstas demandas con el lanzamiento de un ambicioso plan de ayudas a la industria que incluye una generosa dotación de 550 millones de euros para ayudas directas a la compra de vehículos nuevos para particulares y organismos públicos.