La DGT es capaz de comunicarse con nosotros a través de múltiples canales, aunque no siempre para informarnos sobre algo que nos agrade. Y es que las sanciones de tráfico también se pueden notificar de forma electrónica, eso sí, siempre a través de plataformas seguras, superando diferentes filtros de seguridad y privacidad que permiten tanto al emisor como al receptor garantizar un uso responsable y seguro de los medios a disposición de los usuarios.

Sin embargo, en ocasiones, sobre todo debido a la irrupción de medios electrónicos en nuestro día a día, los usuarios tendemos a relajarnos, algo que puede desembocar en estafas que los malhechores aprovechan para hacerse con nuestro dinero. Es precisamente esto lo que está pasando en las últimas semanas con una nueva estafa que está poniendo en jaque a las autoridades. VER VÍDEO.