Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Peugeot se ha propuesto rivalizar contras las berlinas germanas premium

El Peugeot 508 PSE se deja ver antes de tiempo

La presentación definitiva del híbrido enchufable de la firma del león estaba programada para el Salón del Automóvil de Ginebra.

Peugeot 508 PSE 2020

Peugeot Peugeot 508 PSE 2020

Publicidad

La presentación definitiva del híbrido enchufable de la firma del león estaba programada para el Salón del Automóvil de Ginebra. Era la fecha reservada para la presentación del nuevo DS 9. Todos los ojos se centraban en conocer cual eran las formas definitivas de la nueva berlina de la marca Premium del Grupo PSA, sin embargo, el protagonismo ha estado compartido en parte por la confirmación del proyecto en el que ha estado trabajando Peugeot durante los últimos años. Para ponernos en antecedentes, a finales de 2018, cuando Peugeot Sport anunciaba que abandonaba el Mundial de RallyCross, su único proyecto oficial en competición, la firma de Sochaux confirmaba que su brazo deportivo se centraría en la creación de nuevo vehículos deportivos electrificados. Aquí tenemos el primer espécimen.

Precisamente, lo hace sobre el homólogo del DS 9, el Peugeot 508, el cual ya se había confirmado que tendría una versión PSE (Peugeot Sport Engineered) durante este 2020, a presentarse en el próximo mes de marzo dentro del Salón del Automóvil de Ginebra. Finalmente se ha adelantado dicha presentación, y cuando la cita helvética empieza a asomar en el horizonte, el Peugeot 508 PSE estrena imagen definitiva y colores de guerra en el que será el primer modelo creado en colaboración con Peugeot Sport.

Peugeot 508 PSE 2020
Peugeot 508 PSE 2020 | Peugeot

Como ya se había anunciado, contará en este caso con un tren motriz híbrido enchufable, el cual está compuesto de un motor de gasolina PureTech de 200 CV de potencia, acoplado en este caso a dos motores eléctricos, los cuales están montados uno en el eje delantero, y otro en el posterior, consiguiendo de esta forma disponer tracción en las cuatro ruedas. Aunque habrá que esperar a Ginebra para conocer todos los detalles, se puede anticipar una potencia conjunta que se encontraría por encima de los 360 CV y una autonomía en modo 100% eléctrico que debería estar en los 50 kilómetros.

Las principales formas se mantienen, con apenas ligeros retoques en el frontal, donde recibe una nueva parrilla de la toma inferior, así como la introducción de las nuevas llantas multirradio. El objetivo es el de plantar cara a los gigantes alemanes y convertirse en una alternativa deportiva a vehículos como el Audi S4 o el BMW M340, siendo además el inicio de una relación con la sección de competición que se espera que tenga continuidad, especialmente si tenemos en cuenta que, a pesar de los últimos varapalos al proyecto, la marca del león sigue pretendiendo competir en las 24 Horas de Le Mans, sin confirmarse por el momento en qué modelo estará inspirado. Todo ello viene a reforzar la electrificación de la marca, encabezada en este caso por el lanzamiento del Peugeot e-208.

Publicidad