Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El BARRIL BRENT BAJA DE 100 DÓLARES

El petróleo comienza a bajar: ¿cuándo bajarán los combustibles?

El petróleo comienza a reducir su cotización, pero el precio de los carburantes aún se mantiene en máximos...¿cuándo comenzará la desescalada de precios?

Publicidad

En las últimas semanas hemos asistido a una subida meteórica en el precio tanto del diésel como de la gasolina, amén del precio de otros factores como la electricidad, que también ha vivido importantes incrementos. La situación internacional ha contribuido notablemente a que el precio de estas materias primas se dispare, lo que ha incrementado el coste de utilización de nuestros vehículos hasta el punto de que en muchas ocasiones los usuarios tienen que pensárselo dos veces antes de coger el coche.

Hace unos días, concretamente el 7 de marzo de 2022, el barril Brent de petróleo que usamos en Europa como referencia para el precio de los carburantes, marcaba su máximo en mucho tiempo: 139,13$ en lo que suponía el precio más alto desde mediados de 2008, cuando el barril llegó a alcanzar los 140 dólares. Sin embargo, a día de hoy y apenas una semana después, el precio del Brent se ha desplomado por debajo de los 100 dólares para cotizar en el entorno de los 99 dólares.

Seguro que ya te estás haciendo la pregunta: ¿cuánto vamos a tardar en ver esas bajadas reflejadas en el precio de los carburantes que repostamos en nuestras gasolineras? ¿Volveremos pronto a ver el precio del diésel y de la gasolina en las cotas en las que estábamos acostumbrados?

¿Cuándo volverán los precios reducidos a las gasolineras?

Lo primero que debes conocer es que estamos sujetos al conocido como 'efecto cohete-pluma'. Este efecto describe la 'velocidad' a la que se mueve el precio de los carburantes, que suben a la velocidad del 'cohete', es decir, muy rápido, pero cuyas bajadas se reflejan de manera mucho más lenta, tal y como descendería una pluma si la soltamos en caída libre. Este efecto hace que aunque el precio del barril Brent haya disminuido de manera notable, aún tardaremos bastante tiempo en ver esas bajadas reflejadas en el precio final. Son varios los factores que ayudan a este efecto:

  • Inelasticidad de la demanda: pese a que cuando el precio de los carburantes sube el consumo desciende, lo hace en una pequeña proporción que no afecta lo suficiente a la ley de la oferta y la demanda.
  • Inexistencia de alternativas: a día de hoy el coche eléctrico está ganando terreno rápidamente, pero aún sigue suponiendo apenas un porcentaje residual en el número total de vehículos que circulan cada día por nuestras carreteras.
  • Falta de competencia: apenas son un puñado de empresas las que gestionan este mercado que, a la vez, es tan importante para nuestra economía. Esto hace que los precios no sean tan volubles, aunque las estaciones de servicio low-cost han forzado a las empresas más tradicionales a adaptar su funcionamiento y, en muchos casos, a reducir sus márgenes de beneficio.

Todos estos factores hacen que el precio de los carburantes a día de hoy se mantenga prácticamente igual desde hace ya más de una semana pese a que llevamos varios días de caídas en el precio del crudo, lo que nos hace sospechar que tendremos que seguir esperando para reducir en la medida de lo posible nuestra factura a la hora de llenar el depósito de nuestro coche.

También te puede interesar: ¿Cuánto pagaríamos por la gasolina y el diésel si no tuvieran impuestos?

Publicidad