Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

La DGT alerta de una nueva serie de estafas a los conductores

Permiso de conducir caducado: el último engaño del que alerta la DGT

Una nueva estafa parece amenazar a los conductores, a los que la DGT está recomendando extremar las precauciones.

Publicidad

Lo que hasta hace unos años conocíamos por 'robo' está tornando ahora en otra forma de estafa. Y es que lo más valioso de una persona es, cada vez más, sus datos personales, datos que además cada vez es más común que llevemos en nuestro teléfono móvil, en nuestro ordenador o, incluso, en nuestro coche.

La DGT, en su afán de facilitar la vida a los conductores a la hora de realizar los trámites administrativos habituales, pone a su disposición la Sede Electrónica y el Tablón Edictal Electrónico, donde podemos realizar todo tipo de gestiones de manera virtual sin necesidad de acudir a ninguna jefatura, perdiendo tiempo en desplazamientos innecesarios.

Sin embargo, la posibilidad de que los usuarios puedan realizar trámites a distancia también supone un problema de seguridad que los malhechores aprovechan para intentar engañar y estafar a los conductores. La DGT tiene constancia de una batería de ataques en las últimas semanas, por lo que ha tomado la decisión de avisar a través de su perfil en Twitter.

 

En esta ocasión los ladrones han decidido no advertir de una supuesta multa, sino de la caducidad del permiso de conducir del titular del correo electrónico en el que se recibe el supuesto aviso, que en realidad es un intento de estafa al invitarnos a 'clickar' en un enlace tras el que se esconde un virus informático capaz de recabar toda nuestra información personal.

Por eso, la DGT nos recuerda que nunca vamos a recibir un aviso de estas características a través del correo electrónico, ya que la DGT se comunicará con nosotros a través del mencionado Tablón Edictal y a través de la aplicación MiDGT para smartphones, a través de la cual podremos recibir avisos, pero que nunca esconderán ningún enlace adicional en el que pinchar.

La recomendación es clara: si recibimos un correo electrónico sospechoso lo mejor que podemos hacer es, directamente, eliminarlo de nuestra bandeja de entrada sin ni siquiera abrirlo, ya que es posible que una vez abierto, el virus ya haya sido descargado y, por tanto, toda nuestra información personal esté en riesgo.

Publicidad