DE MANERA TOTALMENTE AUTOMÁTICA

Los patinetes eléctricos que se apagan al pisar la acera ya son realidad en España

Los patinetes eléctricos cada vez son más frecuentes en nuestras calles, por lo que un buen uso es fundamental.

Publicidad

A nadie se le escapa: los patinetes eléctricos se han convertido en legión, y en los últimos meses el número de estos VMP (vehículos de movilidad personal) se han multiplicado, de manera que en muchas ciudades son ya la norma y superan en número a otros medios de transporte mucho más convencionales como por ejemplo la bicicleta. De hecho, su expansión ha sido tal que en los últimos años la propia Dirección General de Tráfico ha tenido que regular su uso publicando una serie de normas y directrices de aplicación estatal.

Una de las normas a las que hace referencia esa recopilación de directrices es la que prohíbe a los usuarios de patinetes eléctricos a utilizar las aceras como calzada, de forma que los patinetes eléctricos nunca tienen permitido circular por la acera con la única excepción de aquellos momentos en los que el usuario se ha bajado del mismo, se desplaza a pie y simplemente lleva el patinete a su lado para, por ejemplo, entrar en su domicilio o estacionarlo en algún punto en concreto.

Y es que estos vehículos, cuyo peso suele rondar entre los 10 y los 15 kg y cuya velocidad máxima está limitada electrónicamente a 25 km/h, pueden provocar lesiones muy severas en caso de atropello: ya se conocen incluso algunos accidentes en los que por causa de una negligencia en su utilización se han tenido que lamentar incluso víctimas mortales.

Los patinetes 'inteligentes' ya están en España

Ahora conocemos que Lime, uno de los principales operadores de patinetes eléctricos en alquiler, acaba de lanzar en España, concretamente en Madrid, una nueva funcionalidad para sus patinetes eléctricos que los hace mucho más utilizables y sobre todo, más seguros y amigables con el resto de usuarios de las calles y aceras. Y es que sus patinetes reconocerán cuando entran en una acera, avisarán a los usuarios a través de una alerta sonora, que dice “Evita la acera”, y aplicarán una reducción progresiva de la velocidad completamente automática hasta parar completamente en caso de no cumplir la normativa.

Con esta medida, que es posible aplicar gracias a elementos como una cámara situada en la parte delantera del vehículo y a un sensor GPS de gran precisión, los patinetes serán completamente inutilizables fuera de la calzada o los carriles bici, cumpliendo así las normas y, sobre todo, limitando las posibilidades de que se de una situación de peligro.

También te puede interesar: ¿Qué fechas manejan para que el casco sea obligatorio en todos los patinetes eléctricos?

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad