Aunque parezca mentira a día de hoy, el tercer motivo de rechazo en las ITV son los defectos graves relacionados con las emisiones contaminantes en los turismos. Actualmente no solo se introduce el sensor de emisiones por el escape, sino que también se comprueba la centralita del vehículo, que muestra si éste está manipulado.

Pero este sistema no durará eternamente, y en el futuro también se medirá el NOx y las partículas de forma real. ¿Cómo lo harán? Lo más importante es buscar un sistema fiable y rápido, por lo que actualmente hay tres líneas de trabajo posible. VER VIDEO.

Te puede interesar: Los 4 elementos sin los que no vas a pasar la ITV aunque lo intentes

La ITV es un excelente método para mejorar y garantizar la seguridad de nuestro parque móvil: a través de inspecciones periódicas, se analiza el buen estado de los vehículos que circulan a diario por nuestras carreteras, garantizando así también su legalidad. Por eso, y pese a los intentos de algún que otro conductor, no superarás la ITV si no tienes en regla cuatro elementos fundamentales de tu coche:

1. Seguro obligatorio

No es exactamente un componente de tu coche, pero sí es básico para que puedas rodar legalmente con él: si no tienes el seguro obligatorio en regla, no podrás superar la ITV bajo ningún concepto. De hecho, directamente no podrás ni realizar la inspección, ya que rechazarán tu vehículo desde el primer momento.

2. Neumáticos

Un sólo neumático en mal estado es más que suficiente para que la inspección técnica sea negativa. De hecho, dependiendo de la gravedad de la anomalía podría darse el caso de que tu vehículo quedase inmovilizado y no pudiera salir de la estación de ITV de ninguna otra forma más que en grúa, directo al taller.

Imagen de archivo del tubo de escape de un vehículo en un concesionario | EFE

3. Escape

Por mucho que intentes disimular, no pasarás la ITV: puedes intentar "colársela" al inspector de turno, pero no son tontos, y si detectan que has modificado el sistema de escape de tu coche para mejorar el rendimiento, anular algún sistema anticontaminación o aumentar el sonido que produce el vehículo y no lo has homologado, no pasarás la ITV y te tocará volver, con todo legal.

4. Número de bastidor

No es el primer caso: vas a la ITV con tu vehículo en perfecto estado, mecánicamente al día pero, por cualquier causa (desde un golpe mal reparado hasta degradación de la zona en concreto) el número de bastidor que identifica a tu vehículo no es legible. Es, entonces, un problema muy gordo: tu coche no podrá superar la ITV y, además es más que posible que tengas que realizar papeleos de todo tipo para poder hacer de tu vehículo un coche legal.

Te puede interesar... Las multas que los ayuntamientos quieren legalizar

Las 4 multas más caras que te pueden poner por usar mal las luces del coche

Las 4 multas que te pueden poner si no actúas de manera correcta en situaciones de emergencia