Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Qué resulta más barato según el gobierno?

Para viajar, ¿qué es más barato, diésel o eléctrico? El Gobierno no lo tiene tan claro

El Gobierno lanza una nueva web en la que podremos consultar lo que nos costará viajar con nuestros coches en términos de consumo

Publicidad

El consumo de carburante -o de energía- es uno de los puntos clave a la hora de escoger coche nuevo: cuanto menos consuma, mucho mejor. Ya no sólo por el impacto medioambiental que supone conducir un vehículo que consuma mucho carburante (y, por tanto, tenga una cifra de emisiones de CO2 muy grandes) sino por el coste económico que ello supone con unos combustibles cada día más caros.

Por eso, los fabricantes de automóviles se esfuerzan en lanzar nuevos modelos cada vez más eficientes, con un impacto medioambiental menor y que, a la vez, mejoren el rendimiento con mejores prestaciones. Sin duda, se trata de una ecuación complicada de resolver, pero cuyos resultados son muy satisfactorios.

En la actualidad se pueden optar por diferentes soluciones: tanto diésel como gasolina, diferentes tipos de hibridación, la electrificación completa y, además, derivados del petróleo como el gas natural o el GLP. Todas estas propuestas están recogidas en una nueva página web desarrollada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Bautizada como [[LINK:EXTERNO|||https://eurospor100km.energia.gob.es/Paginas/coste%E2%82%AC100km.aspx#consulta-marca|||“eurospor100km”]], en ésta página web se puede consultar el consumo medio homologado de todos los vehículos a la venta en la actualidad y, por ende, el coste económico de recorrer 100 kilómetros con ese vehículo. Además, podemos comparar el coste de hacerlo con un vehículo impulsado por diferentes fuentes de energía, teniendo en cuenta el coste del repostaje o de la recarga de energía.

Es precisamente en éste punto donde surge la polémica, ya que la web del ministerio distingue entre el coste de una recarga doméstica y una recarga rápida a la hora de utilizar un coche eléctrico. ¿Qué sucede? Pues que si se toman los datos estadísticos proporcionados por el ministerio, resulta más caro viajar en un coche eléctrico que en un coche diésel siempre que se utilicen puntos de carga rápida.

La diferencia en el coste reflejado en la web no es muy abultada, de apenas 1€ cada 100 km, entre ambas fuentes de energía, aunque desde aquí dudamos de que esos datos sean tan realistas como deberían: un vehículo eléctrico con una autonomía de 300 km sólo tendrá que recargar sus baterías una vez en un viaje de 400 km, y no necesitará cargar sus baterías al 100% para llegar a su destino. ¿De verdad sigue siendo más barato utilizar el diésel?

El kilómetro de un coche eléctrico puede salir más caro en estos casos

Publicidad