Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Un nuevo intento de frenar las emisiones contaminantes

¿Pagar según el peso de tu coche? Un nuevo impuesto que podría llegar a España

Los coches nuevos son cada vez más pesados y complicados, un peso que puede llegar a ser demasiado si lo que se busca es maximizar la eficiencia

Publicidad

Nuestros coches son cada vez más complicados: más modernos, más avanzados, más seguros…pero también más pesados. Por norma general, cada generación de vehículos nuevos es más pesada que la anterior, aunque es cierto que en los últimos años hemos visto como algunos fabricantes hacían el esfuerzo de mejorar las cifras de peso de sus nuevos modelos. Más ahora, que Francia ha planteado un nuevo impuesto para gravar a los vehículos más pesados. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Algunos ejemplos prácticos nos ponen en contexto: un Mazda2 1.5 Skyactiv-G Mild Hybrid pesa 1.141 kg, por lo que estaría exento de pagar el impuesto, mientras que un SEAT Tarraco 1.5 TSI de 150 CV, cuyo peso arranca en algo más de 1.600 kg, tendría que hacer frente a un impuesto aproximado de 4.500€.

En coches eléctricos sólo quedarían exentos los modelos más pequeños, como el VW e-Up o el Renault ZOE, mientras que modelos como el Tesla Model 3 o el Tesla Model S tendrían que hacer frente a importantes impuestos.

Te puede interesar: Impuestos del coche: así han subido y esto es lo que has pagado de más

Cada año, Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) elabora un informe en el que recoge la situación fiscal de la industria del motor. Un dibujo que nos permite saber cuánto hemos pagado, si han subido los tributos, cuál ha sido la recaudación… En 2019 el sector ingresó más de 30.000 millones de euros, es decir, un 2,9% más que el año anterior.

Cuando 2019 terminó su último capítulo y llegó el momento de hacer balances, la industria automovilística tragó saliva: las matriculaciones de coches nuevos habían bajado un 4% y, sin embargo, la recaudación por esas operaciones había sido un 3,4% más alta que en 2018 (5.500 millones de euros). ¿Cómo era posible? VER VÍDEO.

Esta mayor recaudación del Estado no solo se han visto reflejada en la adquisición de vehículos. Otros factores como el aumento de impuestos al combustible o el cambio de titularidad también han supuesto una parte del aumento de ingresos del Estado.

Los diferentes trámites relacionados con el mundo del motor también dejaron dinero en las arcas públicas: la tasa de matriculación supuso unos ingresos de 146 millones de euros, el carnet generó 78 millones y el cambio de titularidad un total de 196.

El mercado de segunda mano también dejó más dinero al Estado el pasado año. La transferencia de vehículos usados (que incluye el impuesto de transmisiones patrimoniales, el IVA y el impuesto de matriculación) llevó a las arcas públicas 533 millones de euros, un 1,9% más que en 2018.

Publicidad