La Unión Europea quiere tomarse muy en serio el reducir la siniestralidad en la carretera y, a partir del 2022, la seguridad en los coches será mucho más extrema.

Eso es lo que pretende el Parlamento Europeo que ya ha aprobado un intenso plan para que nuevos sistemas de seguridad y asistentes sean obligatorios de serie en los vehículos.

Se espera que la implantación de estas medidas evite 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa hasta 2038. El culmen es el programa Vision Cero de la UE que se persigue conseguir en 2050.

Esta implantación se iniciará en 2022 y se llevará a cabo en tres fases durante 6 años. Ya hemos repasado los sistemas obligatorios que se implantarán en la primera fase y, ahora, toca hacerlo con la segunda y tercera fase (comienza en 2024 y termina en 2028). VER VÍDEO.