Opel acaba de presentar la primera actualización de la actual generación del Insignia, presentada en 2017. La berlina recibe leves cambios para seguir siendo un duro rival dentro de su segmento. Estará disponible desde enero de 2020 tanto en la carrocería Grand Sport como Sports Tourer, y su primera aparición en publicó será en el Salón del Automóvil de Bruselas, que se celebra en el primer mes del próximo año.

Una de las principales mejoras se centra en su visión nocturna. Opel ha mejorado su sistema IntelliLux LED, que permite al Insignia integrar unos faros delanteros con una reacción más rápida, ser más precisos que sus predecesores, y proporcionar al conductor y ocupantes una visión mejorada sin deslumbrar al resto de vehículos. De este modo, esta tecnología evoluciona para presentar 168 LED, en lugar de los 32 anteriores. El haz de luz se ajusta en milisegundos gracias a una unidad de control conectada a la cámara frontal y otra en el faro. El alcance y la dirección de esta varía según la situación de la conducción, el tiempo o el entorno.

Opel Insignia 2020 | Opel

Otra de las novedades es la llegada a la berlina de la cámara de visión trasera. Este sistema se complementa con otros asistentes ya existentes en la gama como la alerta de colisión frontal, frenada automática de emergencia, detección de peatones, alerta de punto ciego, asistente de estacionamiento o reconocimiento de señales de tráfico, entre otros.

El diseño exterior apenas recibe cambios. La nueva parrilla delantera es más grande con un mayor cromado. El modelo ahora es un poco más bajo y más ancho, gracias a unas nuevas entradas de aire integradas cerca de los faros antiniebla. El resto de elementos no varía, salvo un detalle en la zaga, concretamente, en la disposición de los tubos de escape.

Opel Insignia 2020 | Opel

El habitáculo cuenta con un sistema de infoentretenimiento compatible con Android Auto y Apple CarPlay. De hecho, el sistema de navegación de la berlina permite informar en tiempo real del estado del tráfico, así como una navegación más predictiva. El modelo integra el sistema e-Call para llamadas de emergencia, al igual que sus hermanos de gama. Por otro lado, el modelo también dispone de carga inalámbrica para teléfonos bajo la consola central.

Respecto a las motorizaciones, Opel ha explicado que el Insignia recibirá nuevos motores gasolina y diésel totalmente nuevos, pero todavía no se han dado más detalles de los mismos. Actualmente, el Insignia se comercializa con propulsores gasolina (140 y 165 CV) y los gasóleo (110, 136 y 170 CV).