Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Afectaría a los gasolina, diésel e híbridos

La ONU propone el año 2035 para el fin de la producción de vehículos de combustión

La ONU se alinea de esta forma con la Comisión Europea, que había propuesto el cese de su comercialización en 2035.

Publicidad

La Comisión Europea hace tiempo que puso sobre la mesa una propuesta para retirar del mercado a los vehículos equipados con motor de combustión interna en 2035. La fecha, que en un principio puede parecer lejana ya se ha encontrado con las principales voces discordantes, con fabricantes de la importancia del Grupo Renault o de BMW poniendo en duda que pueda producirse una transición tan temprana en la que se excluya a su vez a los sistemas híbridos.

Ha sido la Organización de las Naciones Unidas, conocida por sus siglas como la ONU, la que se ha alineado con esta opción, con el objetivo de cumplir con los compromisos de lucha contra el cambio climático que se han propuesto durante las últimas reuniones, especialmente en materia de reducción de las emisiones CO2. Esta petición se refiere en este caso al cese de la fabricación de coches alimentados por combustibles fósiles, enmarcada para el año 2035, y afectaría a los países desarrollados al ser considerados los principales países productores.

Ha sido el propio secretario general, António Guterres, el responsable de verbalizar esta propuesta realizada por la ONU durante la Segunda Conferencia Mundial de Transporte Sostenible que está teniendo lugar en Pekin, apuntando que los países en desarrollo deberían tener un margen más realista, concretamente hasta el año 2040. Fabricantes que contemplan China como uno de sus principales mercados hace tiempo que adelantan que será difícil que el gigante asiático pueda adaptarse a esta hoja de ruta.

En el caso de España, debemos recordar que la propuesta de las autoridades gubernamentales contemplan con que sea el 1 de enero de 2040 la fecha en la que entraría en vigor la prohibición para comercializar vehículos nuevos con motores de gasolina, diésel o híbridos, por lo que sería concretamente cinco años más tarde que la propuesta que realiza la Comisión Europea, un lustro también más tarde que el año en el que la ONU pide el cese de la producción de vehículos con este tipo de sistemas de propulsión.

Se espera que en la Cumbre del Cambio Climático que se celebrará en apenas dos semanas en Glasgow (del 31 de octubre al 12 de noviembre) se pueda acotar aún más los planes de las principales potencias económicas al respecto. La ONU también ha hecho especial hincapié en la importancia de que el sector naval también se adapte a esta descarbonización, al igual que la aviación.

Publicidad