Antes de que termine el año, el segmento de los crossovers pequeños contará con el nuevo , una interesante propuesta de estética bastante arriesgada con la que el fabricante surcoreano tratará de plantar cara al Nissan Juke. Quizás con cierto abuso en el uso de los plásticos, lo cierto es que en su exterior el Kona no dejará indiferente a nadie, luciendo una estampa dinámica e incluso agresiva poco habitual en los modelos de la marca. Podrán tener llantas de aleación de generoso tamaño y muchos detalles decorativos.

hyundai-kona3 | Centímetros Cúbicos

El interior sin embargo es bastante más conservador, haciendo uso de un salpicadero que toma elementos de estilo ya vistos en la última generación del i30 o el Ioniq. Podrá incluir un equipo multimedia con pantalla de hasta 8 pulgadas, Apple Car Play y otras funcionalidades. En materia de seguridad será una de las alternativas de su segmento más completas. Hyundai dice que podrán tener alerta de cambio de carril, faros LED, detector de objetos en ángulo muerto, aviso pre-colisión, detector de fatiga, detector de peatones, frenada de emergencia e incluso Head Up Display.

hyundai-kona6 | Centímetros Cúbicos

La oferta de motores dependerá del mercado en el que sea comercializado. En Europa arrancarán con los 1.0 TGDI de 120 CV en combinación con una caja de cambios manual de seis velocidades. Por encima estará el 1.6 TGDI con 176 CV, tracción delantera o total y cambio automático. En otras regiones el nuevo Kona también podrá ir asociado a un bloque 2.0i 16v sin turbo que con 150 CV disfrutará de unas prestaciones interesantes. Debería ir destinado a Rusia y otros mercados del CIS, norte de África y Oriente Próximo. En cuanto a la gama diésel, Hyundai se ha limitado a decir que estará disponible con los 1.6 CRDI pero sin mencionar las potencias. Posiblemente se puedan comprar en variantes con 95, 110 y 136 CV pero está por confirmar.